miércoles, 15 de mayo de 2019

                             POR LA SENDA DE LOS RITUALES. 






LA JUNGLA DE LA VIDA.

Hoy damos por hecho que desde los tiempos más antiguos monumentos, templos, obeliscos, etcétera, eran utilizados por parte de las clases o castas gobernantes de distintas civilizaciones para amedrentar, atemorizar y conducir, en definitiva, adecuadamente a la población hacia los destinos deseados por estas.



Cuando hoy damos por hecho esta circunstancia, damos por sentado que son cosas de épocas oscuras y muy, muy pretéritas. 
Como mucho, eso sucede, en los tiempos presentes en algunas sectas radicales creadas por estafadores y psicópatas.
Pensamos que sus víctimas son gente de personalidad débil, en situaciones personales de gran vulnerabilidad y alienadas, en parte, de la sociedad que les rodea.
Esta suerte de magos-hipnotizadores aprovechan de esas flaquezas para succionar las mentes, los bolsillos y, en ocasiones, los cuerpos de las pobres víctimas a las que compadecemos.



Eso nos coloca al común de los mortales en una posición de alivio y superioridad al plantear esas extrañas “abducciones”, de cuerpo y espíritu, y llegar a la rápida conclusión de ...”a nosotros eso no nos puede pasar”.
NO. A NOSOTROS, NUNCA:

__Estamos cada vez más adaptados a la “jungla de la vida”. Mentes competitivas y fuertes que ya no se emocionan con imágenes y noticias de tragedias humanitarias. Los mass-media ya se han encargado de normalizarlas, hacernos sentir culpables y que a modo de redención hagamos, como mucho, un acto de empatía a través de una pequeña colaboración económica que sabes con certeza que nunca llegará a su destino. Pero somos fuertes. Hijos de “Darwin, el creador”.
Por otra parte, cada vez estamos separando a los niños de sus progenitores a edades más tempranas. El desarraigo de la familia nos convierte en seres más vulnerables de espíritu y mentalmente más egoístas...”¿Cómo es eso?¡Eso no me puede suceder a mí !”

__Estamos inmersos en la sociedad y cumplimos a rajatabla todo lo que está en nuestras manos para no desviarnos un ápice de lo correctamente establecido; sostenible, solidario y tomando partido por una opción bien vista dentro de nuestro entorno social. De esa manera es mucho más fácil llevarnos hacia unas direcciones o destinos, en lo que se refiere al estilo de vida, o al establecimiento de nuevas costumbres... “¡Pero no es así! Yo mantengo mi libertad de criterio y argumento mis ideas con las proclamas que me he aprendido de manera repetitiva e inconsciente llevadas a cabo por la ‘opción’ a la que sigo...”



Una vez expuesto esto, de manera escueta, y asumiendo el “YO-BORREGO” , vayamos al principio y traslademos esos edificios y monumentos atemorizadores a los tiempos no tan pretéritos y contemporáneos. A esas nuevas construcciones, o no tan nuevas, que pueden parecer que sigan los mismos FONDOS en estructura, y con diferentes FORMAS (esperemos que sea así) que podrían llevar a las mal o bien llamadas CASTAS a utilizarlas como se ha hecho toda la vida.



“Llevarnos al huerto” es su fin, pero ¿para qué tanta parafernalia y liturgia alrededor si van a hacerlo igualmente? 
Pareciera que gusten los ‘Señores del Cortijo’ de cebarnos a los animalitos y mantenernos distraídos para que nosotros solitos revoloteemos graciosamente, y CON CONSENTIMIENTO, nos dirijamos hacia las fauces del león descansado e insaciable de borreguitos.



Dejemos, pues, de elucubrar y vayamos a buscar esos juegos consentidos en tiempos cercanos y presentes.







 EL “DOBLE” OBELISCO.


La CAVERNA debe considerarse situada

bajo la MONTAÑA en su interior,
de modo que se encuentren bajo
el mismo eje, lo que refuerza
aún más el vínculo existente
entre ambos símbolos, 
en cierto modo complementarios entre sí.

                           René Guénon (La caverna y la montaña)



Hace unos dos años, o algo más, a raíz de unas investigaciones de técnico preocupado sobre LÍNEAS LEY, me llamó la atención como delimitaban los “poderosos” sus dominios con construcciones perfectamente ubicadas y alineadas entre sí.
Observando la zona donde vivía fijé la vista en dos obeliscos muy cercanos entre ellos. Tracé una línea entre ambos y salvo una curiosa estatua gigante andrógina de hierro y una importante torre de comunicaciones, perteneciente al Centro de Control de Tránsito Aéreo, no parecía haber nada en especial.

El mismo técnico preocupado en una respuesta a un tweet me aconsejó que tirando de la línea igual me encontraba con sorpresas.
Efectivamente, y para mi asombro, el trazo recto iba a parar al punto donde su investigación de líneas ley daba comienzo. En ese macizo denominado por tierras catalanas a través de la historia “Muntanya Màgica” .
Sentí curiosidad por saber quiénes eran los autores de esas construcciones y para quienes eran los encargos.   
            
                                                                 

Veamos esos dos obeliscos en concreto, uno disfrazado de vela de barco, junto al mar, y el otro de espada, dedicado a Josep Moragues, terrateniente metido a general durante la Guerra de Sucesión Española que acabó descuartizado y con su cabeza expuesta en una jaula de hierro colgada en la Puerta del Mar de la muralla de Barcelona . Cosas de las guerras. Su espada en forma de obelisco conmemorativo también parece estar descabezado por la punta. Ambos son de un tal Antoni Roselló.




A este artista-arquitecto, nacido catalán en 1948, indagando sobre sus obras, parece que le llovieron las ofertas de trabajo por parte de ayuntamientos y diputaciones a partir de 1992, año olímpico y expositor de España al mundo.
Es todo un especialista en emerger de la tierra obeliscos de las más variadas formas y tamaños. Su obra merece la pena una investigación en profundidad como veremos a continuación. Cabe decir en su favor y desde un punto de vista profano en crítica de arte, que su extensa obra para lo público sale un poco del mal gusto de esos creadores de “churros y churretes” que normalmente acostumbramos a ver con abominación en glorietas y plazas de nuestra 'piel de toro'.




Intentaba buscar relaciones entre sus obras, pero no encontré mucho. Durante un tiempo dejé aparcadas mis pesquisas por no hallar una prueba tangible. Estaba seguro que aquella pequeña alineación entre los dos obeliscos con Montserrat no era la única que le habían encargado a este arquitecto-artista catalán. Esos clientes especiales, como ayuntamientos de importantes municipios y las poderosas diputaciones, herederos de aquellas CASTAS que plantaban monumentos e hitos en los lugares sagrados a lo largo de la historia con fines insospechados para la mayoría de la población.



Volviendo a la búsqueda pasado un tiempo me llamaron la atención tres torres que el autor llamó ACUARIO, TAURO Y PISCIS, situadas a lo largo de las playas de Nova Icària y del Bogatell en Barcelona. Buscando información oficial, en vano, sobre sus medidas me topé con un artículo en El País de 1999 en el que entrevistaban al mismo Roselló sobre estas tres curiosas torres y el significado que les daba.

Fue clave para mi pequeña investigación. Parecía que habían tirado del sedal tras una larga espera sin pesca, y la pieza de la que tiraba era de gran peso.
Explica en la entrevista que las tres torres son idénticas y tienen una altura de 42 metros cada una. (Eso sería pensando mal 4+2=6; luego pensando peor 6/6/6)

Según sus palabras:--“(...)fueron concebidas para subrayar un lugar que ejerce de límite de la ciudad.”  (¿Tres torres que pudieran simbolizar un 6, 6, 6, delimitando la Ciudad Condal?) Prosigue: --”En este caso tuve presente la situación del lugar como límite. La ciudad acaba aquí porque está el mar y el ORDEN del EIXAMPE DE CERDÀ choca con el desorden de las olas, con algo imposible de urbanizar.



(Fijémonos en el “ENSANCHE DE CERDÀ” porque en pocas líneas será el epicentro de esta historia)

Prosigue el artista describiendo sus obras: --”Diseñé las obras con frentes muy distintos. La fachada que da a la ciudad es BRILLANTE Y ORDENADA, mientras que la otra, la que da al mar, es OXIDADA Y DESORDENADA.”-- Nos muestra el ORDEN, (confeccionado por un francmasón como Ildefons Cerdà a mediados del siglo XIX) la LUZ, la ILUMINACIÓN de lo racional. Y por contra, el DESORDEN de lo salvaje, lo sombrío, lo “oxidado”, lo que ha sido creado por Dios, quizá. Establecer un NUEVO ORDEN creado por el pensamiento racional y obviando lo ya creado. 



Interpretaciones aparte, el hecho es que el triángulo formado por las TRES TORRES establece una recta en la base de la figura y el centro de los dos edificios más altos de Barcelona: la Torre Mapfre y el Hotel Arts, muy próximos a la torre Acuario. Hasta aquí podría tratarse de una simple alineación urbanística.
En cuanto a los nombres de sus obras, el autor confiesa que es una dedicatoria a su esposa e hijas a través del horóscopo de cada una de ellas. Así, TAURO es el pilar central, como la madre. El vértice o “torre central” es signo de TIERRA(tauro) y apunta al mar curiosamente. 
La distancia no es igual entre las torres de la base con la torre central.


Pero si la base del triángulo se alinea con dos rascacielos...¿dónde apunta la torre Tauro-Tierra hacia arriba?
A poco más de 14 kilómetros se encuentra un obelisco llamado Coll Favà, en Sant Cugat, del mismo Roselló.



Sorprendentemente enlazando la base del triángulo y la línea con los edificios y con ese obelisco de
33 metros establece un ángulo de 90º . Ángulo recto perfecto.



La altura de
33 metros coincide con el grado más alto en muchas logias masónicas, mera coincidencia, y la base está formada por dos pirámides, una sobre la otra.



La imagen sobre el mapa de las torres alineadas con el obelisco se asemeja a una proyección de este, formando una especie de “DOBLE OBELISCO”. Otra casualidad o apreciación personal, quien sabe.





La línea que une COLL FAVÀ con la torre central cruza por tres de las principales vías de Barcelona: la Meridiana, la Diagonal y la Gran Vía, pasando muy cerquita del gran y famoso edificio de forma fálica, la Torre AGBAR.



Otra curiosidad se produce llegando al municipio de Sant Cugat por la Sierra de Collserola, cuando estrechándose el OBELISCO-SOMBRA este acoge una masía antiquísima del siglo XII llamada la TORRE NEGRA.




Y justo tocando la zona habitada ese eje central parece cortar una piedra conmemorativa de los Rotary Club, en la plaza del mismo nombre. ¡Vaya por dios!

Si los rascacielos y las tres torres de Roselló son del 1991-92, el obelisco del 1995, más las demás construcciones,; pareciera que ayuntamientos diferentes y otras administraciones coordinaran un plan para “iluminar” y “ensombrecer” esa zona.
Recordemos que esto tan sólo es una hipótesis coincidente.
Pero vayamos a viajar un poco por la historia en busca de esos vestigios coincidentes de la zona marcada.








LOS CAMINOS DE LA CÁBALA.


La MONTAÑA corresponde propiamente

al período originario de la humanidad
durante el cual la verdad era 
íntegramente accesible a todos 
(mientras que cuando) esa verdad
no estuvo ya sino al alcance de una
minoría más o menos restringida
(...) y se hizo oculta para la mayoría 
de los hombres, la CAVERNA fue un 
símbolo espiritual y, por consiguiente
para los santuarios iniciáticos que son su 
imagen.
                René Guénon ( La caverna y la montaña)




No viajaremos muy atrás en el tiempo. Tan sólo siglo y medio. Investigaremos si esa enorme cuadrícula que es el ENSACHE barcelonés también tenía algún tipo de relación con esa especie de “doble-obelisco” u “obelisco-sombra”.
Para ello que mejor que buscar en un libro-ensayo que trata sobre “La Barcelona de Cerdà”. De hecho se titula así, pero advertimos que el subtítulo es “La cábala y la construcción del Ensanche”. Puede parecer, a priori, que estamos delante de unos conspiradores buscando “illuminatis”, pero nada más lejos de la realidad. El autor principal es F. Xavier Hernàndez, historiador y catedrático de Didáctica de Ciencias Sociales en la Universidad de Barcelona. 



Este trabajo ha tenido el apoyo de la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España. Concretamente del Departament d’Economia i Coneixement (Economía y Conocimiento) y del Ministerio de Economía y Competitividad. El libro data de noviembre del 2015. Teniendo en cuenta esa fecha nos hacemos a la idea que el libro no está apoyado por bolcheviques radicales ni por ultras de extrema-derecha (al menos, en principio) sino por un gobierno nacionalista catalán y un gobierno central que aboga por la unidad de España.

Tanto el autor, Hernàndez Cardona, como la co-autora e hija de este, Mar Hernàndez, pertenecen al grupo de investigación y búsqueda de la Universidad de Barcelona, DIDPATRI (Didáctica del Patrimonio).

Como vemos no puede tratarse, en principio, de una exposición de ideas e hipótesis descabelladas. Si planteas una idea que no encaja con aquello que se considera historia oficial, intenta que ese nuevo concepto sirva de ayuda a la CREACIÓN de una imagen histórica en la que sean visibles los tratados de lo que conocemos hoy con la idea del Nuevo Orden Mundial (NWO). Algo parecido a las teorías de Darwin y lo bien que le vinieron a la idea del Capitalismo. En resumen, vestir al fiero león de amable maestro “iluminado”.



El libro plantea la vida de Ildefons Cerdà, el cuarto hijo de seis de una familia de potentados catalanes metido a ingeniero, político y activista en pro de las libertades de los obreros y del pueblo de Cataluña. Tanto él como sus coetáneos de la burguesía, a través de la francmasonería, dedicaban su vida a mejorar las condiciones de vida de las clases menos favorecidas y a construir un país más próspero que tenía como lastre una nación casposa y retrógrada que era España.

Empresarios catalanes, prácticamente socialistas, y movimientos obreros, juntos de la mano, en lo que se denomina en esta obra “una revolución transversal”... ¿Les suena? Pues eso es básicamente la “didáctica de la historia” subvencionada por la administración. Amoldar la historia a los intereses actuales de las clases dirigentes. Pero, un trabajo que expone una clara tendencia muy, muy nacionalista apoyada tanto por el gobierno central como el autonómico, de ideas se les supone antagónicas... ¿a qué estamos jugando?.



Desarrollan un pasado cripto-judío de Cerdà como si fuera lo más normal en la Cataluña del siglo XIX. Intentan construir los autores una analogía con la idea del viaje hacia una nación propia y el mito del éxodo judío, ambos pueblos en busca de la Tierra Prometida. Establecer una Nueva Jerusalén en la nueva Barcelona que se debía construir tras el derrumbe de sus murallas opresoras, al igual que el país que les encerraba. 

Dentro del marco cultural del romanticismo europeo y sus exaltaciones de las nacionalidades podría casi que entenderse, aunque no tan exagerado. Desde un punto de vista menos forzado se atisba un Ildefons Cerdà bastante diferente. Estudia ingeniería de caminos en la capital de la nación opresora, Madrid, donde se alista en la Milicia Nacional del ejército dominador. Consigue allí muy buenos contactos y amistades para su carrera profesional. Es reconocido ingeniero del Estado. 

Muy posiblemente fuese en la capital española donde fue “reclutado” por la masonería y no en Barcelona. En 1851 es “elegido” diputado a Cortes por el Partido Progresista. Lo califican como el ingeniero social del supuesto movimiento revolucionario que había de llevar a Cataluña a un esplendor liberal y cultural propiciado por la masonería catalana encabezados por el navarro Pascual Madoz ( otro profeta nacional-liberal proclamó un siglo después que catalán era aquel que vivía y trabajaba en Cataluña, pater Jordi Pujol).




Ya comentábamos, de manera irónica, como esos grandes potentados que como buenos filántropos, veían como la población obrera que trabajaba en sus industrias vivía de forma insalubre debido al afinamiento obligado por las limitaciones de la antigua muralla. Epidemias como el cólera y la fiebre amarilla debilitaron fuertemente la salud de una población que se amotinaba con frecuencia debido a su paupérrima vida. La falta de higiene y de aire junto a las nuevas fábricas llevaron a Barcelona a convertirse en una jaula pútrida que causaba limitaciones en el crecimiento capitalista de las clases altas. Que mejor solución que “ENSANCHAR” el corral del “GANADO-POBLACIÓN”. 

En 1854 se le encomienda a Cerdà un mapa topográfico para el llano de Barcelona tras el derribo de las viejas murallas. Para ello fue nombrado comandante del batallón de zapadores de la Milicia Nacional.


El "postureo" de Ildefons Cerdà.
Intencionadamente, los autores nos dibujan una creación del Ensanche barcelonés como una evolución histórica a la par que las teorías darwinistas (impulsadas en esa época). Comentan los autores:“ Una ciudad es un elemento vivo y en transformación, y lo que quería garantizar Cerdà era un diseño que asegurara el éxito y el liderazgo de la urbe en una perspectiva evolutiva”. 
En definitiva, “rabí Cerdarwin”, tenía el encargo de una nueva Jerusalén en el Occidente Mediterráneo.


De las estadísticas económicas de las distintas clases sociales sólo pudo realizar el correspondiente estudio sobre la clase obrera. Un testimonio contundente sobre las condiciones de vida del “populacho” barcelonés. Cerdà contabilizó un total de “333” categorías profesionales de obreros (3+3+3=[9]) y llegó a la conclusión que sólo “11” de estas podrían alimentar de una forma correcta a su familia si tenían un máximo de dos hijos y la mujer disponía de trabajo. Esas [11] categorías eran poco numerosas, encontrándose músicos y grabadores de primera entre ellas.



El único interés que manifiesta Cerdà sobre este estudio estadístico tiene un aroma diferente al “guiso” cocinado por los autores del ensayo sobre su figura. Un dulce estudio filantrópico que tenía como misión la erradicación de la amarga pobreza.

El estudio exhaustivo era sólo un medio para el ingeniero francmasón de culminar su CIENCIA URBANIZADORA. En sus propias palabras: --”(...)No teníamos aquí más objeto que reunir y exponer por un sistema de tablas pitagóricas o cuadros sinópticos, convenientemente ordenados y enlazados todos los datos aritméticos que han de servirnos más adelante para escribir la filosofía de estadística urbana, sobre la cual hemos de fundar la teoría de la urbanización.

Parece que el “ángel de la clase obrera” tan sólo miraba al pobre ganado del corral como fórmulas pitagóricas (11, 333 ... ahí lo dejo.)



Qué recuerdos aquellos de una novela distópica cuyo protagonista (Winston Smith) era consciente de la manipulación del pasado, aceptada por todos, “didácticamente” introducida en la memoria colectiva. Ese proceso lo llamaban “CONTROL DE LA REALIDAD”. “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente CONTROLA EL PASADO”

Gracias a que todavía no están muy perfeccionados esos “AGUJEROS DE LA MEMORIA”, podemos contrastar algunas de las afirmaciones atribuidas a este ingeniero y comprobar que distan mucho de lo escrito de su puño y letra en su amplísima “TEORÍA GENERAL DE LA URBANIZACIÓN y aplicaciones y doctrinas a la reforma y ensanche de Barcelona”.
Los conductos de aire caliente que arrastran los documentos hacia los enormes hornos del ostracismo y la ignorancia parecen no funcionar del todo a la perfección. Aún se cuelan por algunas rendijas de aire fresco unos pocos “papelitos” que nos apuntan a una realidad pasada incierta que escapa al discurso del “GRAN HERMANO”.

Para planificar el diseño de una nueva urbe tuvo en cuenta sus antiguos trazados históricos romanos a los que accedió durante el trabajo topográfico que le fue encargado. Y como el encargo venía de muy arriba su proyecto se impuso en el concurso del Ayuntamiento de Barcelona de 1859. Pese a no ganarlo (ganó el arquitecto municipal Antoni Rovira i Trias) se impuso mediante “decretazo” real el 31 de marzo de 1860. Las costumbres no han cambiado demasiado en siglo y medio, como podemos ver. Cabe decir que también se presentó un arquitecto apoyado por la masonería nacionalista catalana, Josep Fontseré.  


La ciudad romana de Barcino se estableció a partir del PUNTO CERO en lo alto de la colina que llamaron Monte Táber, donde actualmente se ubican los restos del templo Augusto romano. Tiene una altura de 16,9 metros sobre el nivel del mar y está en el actual barrio gótico, muy cerca de la Plaza Sant Jaume. 



Cerdà centró el eje de la ciudad en un punto diferente, pero respetando el antiguo trazado de comunicaciones histórico. Se hace alusión en el libro al más que posible conocimiento de este ingeniero del estudio de la cábala judía, aduciendo al interés de la francmasonería de su época, a la que pertenecía, por las herencias culturales orientales. Algunos de ellos practicaban ritos cripto-judíos o judaizantes. Desde ese interés y para utilizar ese conocimiento esotérico de estas sociedades discretas, le podrían haber encargado un oscuro secreto a Cerdà. No parece probable que un empresa del tamaño que veremos fuera obra de un solo hombre. Ese turbio plan sería la plasmación de la figura del árbol de la vida de la cábala judía en el diseño de la nueva ciudad, acompañada de multitud de simbología masónica monumental. Eso sí, con un lavado de imagen “de luz y de color” teñido de prosperidad (evolución) y desarrollo cultural (masonería). “La nueva Barcelona había de ser una palanca para RECUPERAR, REHACER Y REORIENTAR la historia”. Nos trasladan los autores a rehacer la historia, cosa que
suena muy didáctica en boca de un historiador y profesor de universidad.




Para desarrollar esta teoría se basan en las medidas y formas de esas ISLAS de edificaciones del “ENSANCHE” proyectadas por el ingeniero hacia 1855. Las ISLAS tenían forma OCTOGONAL. Con una longitud de 113 metros la línea de edificaciones ( la manzana), 5 metros de aceras y 10 de calle. Un total de 133 metros de comienzo de ISLA a otra. Los autores insisten en ese 133 como referencia al Salmo 133 del Canto Gradual de David, que a su vez es utilizado en el rito de iniciación de los aprendices masones de ciertas logias. ‘La bienaventuranza del amor fraternal’.
Varios autores varían la medida a 133,33 metros o como en el libro mencionado con el 133,3 metros de eje de calle a eje de calle.

Tanto el 113 de longitud del OCTÓGONO, que puede equivaler a 11 por 3 dando 33; como el 133 de OCTÓGONO, más aceras y calle, daría igual resultado, uno por 33, redondeando así la hipótesis de simbología masónica con los números 11 y 33 ¿Otra vez? (Guardémonos en un rincón esa cifra del 113)




Ahora viene cuando la matan, con nocturnidad luciferina y masónica alevosía. Los autores comparan la longitud grupal de 5 ISLAS OCTOGONALES, que sumarían 666,5 (133,3 x 5 = 666,5) metros con la medida cercana a la CENTURIA romana equivalente a 20 ACTUS. Dando a entender que el ingeniero Cerdà quería de alguna manera plasmar la tradición romana, también. Pues bien, esos 20 ACTUS o CENTURIA romana equivalen a 710,4 metros. Es decir, una cifra menor, 19 actus, ya sobrepasaría los 666, harían 674,9 metros. Un claro ejemplo de la “Didáctica de la Historia” o como arrimar el ascua a la sardina de Lucifer.



Hagamos una pequeña aclaración sobre los conceptos que se le atribuyen a la cábala. Qué no parecen ser tan "ancestrales" como se le otorgan, ni tan "positivos" como lo quieren mostrar a lo largo de la historia. Partiendo de la base de que el "presunto" autor del 'Zóhar' o 'Libro del Esplendor', el rabbí Simón Bar Yochai (siglo II de.C), no fue tal, se pueden poner en duda muchas cosas. Se lo atribuyó a este, Moisés de León, rabino sefardí de la Castilla del siglo XIII. Estudios bastante serios avalan está teoría. De ahí surgió el árbol cabalístico de los sefirots (sephirots, a partir de aquí).



Según esos escritos, otorgaría un poder "creador" de Dios a la lengua hebrea, que se convertiría en un instrumento idóneo en manos del cabalista. A través de los ''senderos" pertenecientes a las 22 letras que unen las 10 esferas, o sephirots, creando "emanaciones" que pueden alterar la vida de los hombres.


Algo así como invocar a entidades intermedias para alterar el curso natural de la vida. La cábala ha sido adaptada del judaísmo, al cristianismo y el islam. Y tiene mucho 'punch' entre las almas crédulas de la "New Age". Utilizar la magia, vamos. Aunque los fines sean alcanzar una mejoria en la vida de los hombres, nada bueno podemos esperar de demonios y entidades (si es que existen, claro). En definitiva, la cábala, según los cabalistas, es la ciencia de lo oculto transmitida en secreto (como no) de generación en generación a sus "iniciados". Una ciencia a la que parecen profesar una fe inquebrantable aquellos que manejan los hilos de las marionetas que nos movemos en su teatro. Qué no quiere decir que sean eficaces, para nada. Pero la elección de fechas, lugares, cifras y repeticiones de patrón para sus construcciones y acciones de manipulación son, cuanto menos, dignas de análisis. Aunque estos a veces parezcan de locos.

Veamos las partes del árbol de la vida que corresponden a los SEPHIROTS con lugares y construcciones a través del tiempo en la ciudad condal.



Los límites del árbol de la vida cabalística los señaló entre el pie de la montaña de Montjuïc y el río Besós. Y sus tres columnas:

--Misericordia, será el trazado de carretera romana.
--Equilibrio, será el nuevo eje central de la ciudad.  
--Rigor o Severidad, lo formarán la línea de construcciones a pie de costa.

















Sephitrots:


1--KETHER: a la antigua Cruz Cubierta corresponde el sephirot de “CORONA” , la actual Plaza de España.


2--JOKMAH: el sephirot correspondiente a la “SABIDURÍA” se posicionó en la actual Plaza de Francesc Macià, venerado por los nacionalistas catalanes , presidente de la Generalitat de Cataluña durante la Segunda República. Proclamó la República Catalana dentro de la Federación de Repúblicas Ibéricas (o del universo mundial, para el caso de la improvisación, total...) y fue conocido en su época como “l’Avi” (el Abuelo) simbolizando a la sabiduría atribuida a las personas mayores.
Primero bautizada la plaza como Alcalá Zamora, primer presidente de la segunda república, más tarde se le suceden nombres de mártires nacionalistas. En 1936 “Hermanos Badia”(catalanes) y en 1939 Calvo Sotelo (españoles) para finalmente en el régimen actual rebautizarlo con el del AVI masón.



3--BINAH: este punto se sitúa bajo la plataforma que dio lugar al antiguo cementerio judío de Montjuïc. Parece una manera de mostrar respeto a los antepasados judíos de Barcelona y representar su “INTELIGENCIA” o raciocinio.


4-JESED: sephirot de la “MISERICORDIA”. Se sitúa en el cruce entre la antigua carretera romana y el Paseo San Juan, que hace de límite de la ciudad vieja. Aquí está ubicada una estatua de Fray Pedro Ponce de León, monje benedictino que dedicara su vida a enseñar a niños sordos durante el siglo XVI. Simboliza el pequeño monumento a una actitud misericordiosa.
  


5--GUEBURAH: el sephirot de la “JUSTICIA” cierra la ciudad vieja por la Ciudadela en el punto de la estatua del general Prim. Militar de origen catalán y uno de los más condecorados del ejército español. Jefe del gobierno en la revolución del 1868. Durante su gobierno se acordó el derribo de la fortaleza de la Ciudadela y la construcción de zonas ajardinadas en su lugar.



6--TIFERET: la Plaza de las Glorias Catalanas fue elegido como el sephirot de la “BELLEZA” y centro neurálgico de la nueva urbe. Tras multitud de reformas urbanísticas el símbolo más significativo en la actualidad es el edificio-fálico y multicolor llamado torre AGBAR, entrada al distrito 22@. Inspirado en la montaña de Montserrat y la arquitectura de Gaudí, más que posible masón, ilumina las noches de la ciudad con sus 4.500 puntos de LED. Estas forman “ventanas policromadas” cambiantes que recuerdan a los vitrales de una catedral gótica y sus colores cuasi alquímicos. Coincide ese 22@ con las “22 sendas de la cábala” correspondiente del flujo espiritual que emana de los 10 sephirots y a las 22 letras del alfabeto hebreo (según los cabalistas, claro). En una aún más loca elucubración, pareciera que la dirección de la torre multicolor iluminada diera muestras de señales cabalísticas: Avenida Diagonal, 211 (2*11=22) y el número de plantas: 38 (3+8=11). 22-11. A alguna mente retorcida se le pudiera ocurrir que el centro de ese árbol de la vida barcelonés es una suerte de emisor sephirótico o una especie de “antena-receptora”. Pero como decimos, elucubraciones de algunos locos... 



7--NETZAH: el sephirot de la “VICTORIA (de la vida sobre la muerte)” viene de la actual calle de Felipe II en el cruce con la avenida de la Meridiana cierra la columna de la MISERICORDIA.



8-HOD: el lugar escogido para la columna del RIGOR o SEVERIDAD con el sephirot de la “GLORIA” figura en el cruce de la calle Bac de Roda con el Paseo del Taulat. Se da la curiosidad que al otro lado del “tablero” del árbol de la vida, al comienzo de la columna de la MISERICORDIA, se encuentra el lugar del otro Francesc Macià, el president de la Generalitat en la Segunda República, marcando el JOKMAH, y la calle “Bac de Roda”, que es como se le conocía popularmente a Francesc Macià i Ambert (1658-1713) coronel de los “migueletes”, milicianos de carácter mercenario reclutados por las diputaciones de los reinos de la Corona de Aragón. Fue condenado a muerte y colgado en las postrimerías de la Guerra de Sucesión Española-



9--YESOD: límite de la ciudad urbana. El sephirot del “FUNDAMENTO” debería haber sido el límite del casco urbano planeado por Cerdà y el comienzo de la gran zona verde. Actualmente se encuentra casi al final de la Gran Via.



10--MALKUT: cerrando la columna del EQUILIBRIO, en teoría el punto más bajo del árbol de la vida que “recibe” todas las emanaciones, se proyectó el sephirot del “REINO” en el límite de la ciudad con el río Besós. Este lugar está relacionado implícitamente con el sephirot(invisible) DAAT. Explicando la “movida” historia del monumento que estaba llamado a “marcar” dicho sitio se puede entender mejor.




--DAAT: la esfera invisible del CONOCIMIENTO evoluciona al nuevo emplazamiento de la construcción de la Universidad de Barcelona, entre los años 1863 a 1889. Inició actividad docente en 1871. Un dato relevante es que la universidad en Barcelona fue “exiliada” de la ciudad a raíz de la Guerra de Sucesión(1714) a Cervera, y reinstalada en 1842, 128 años después en el Convento del Carmen, muy próxima a la Plaza Sant Jaume.
  
Convento del Carmen

Tras la venta de los terrenos de este convento por parte del ayuntamiento en 1871 se derrumbó el edificio. Su portada de finales del siglo XIII pasó a reconstruirse en lo que sería el décimo sephirot, el del “REINO”, junto al río Besós. Lo compró la marquesa de Moragas en 1873, donde lo trasladó a su finca Mas Tondo. La nueva ubicación del “PORTAL” del convento pasaría a ser el MALKUT del nuevo árbol de la vida barcelonés. Curiosamente se le concede el marquesado a María de la Consolación de Moragas y de la Quintana por parte del papa Pío IX (un encarnizado luchador anti -masonería, en apariencia, pues perteneció a la logia “Eterna Cadena”, de Palermo) en 1876. 100 años después el portal del Carmen es trasladado debido a las obras de las autopistas de entrada a Barcelona y no demasiado lejos de su anterior posición.





Podría parecer una especie de apuntalamiento de la columna del EQUILIBRIO con ese portal que antaño fue la sede de la Universidad de Barcelona. La alta sociedad catalana siempre parece estar atenta tanto a las ubicaciones de los puntos clave de este imaginario árbol de la vida, como de ser los mentores de los movimientos obreros de la ciudad. ¿Raro no? A estas alturas ya no creo que lo parezca. Familias potentadas en tareas re -organizativas de la ciudad social y económicamente. Utilizando los nuevos movimientos proletarios para sus “revoluciones” particulares. Esas nuevas construcciones del “ensanchamiento del corral” para sus corderitos será un patrón a utilizar más de un siglo después para mover las “fichas” en esos supuestos movimientos transversales.
  


El libro plantea, también, una rocambolesca hipótesis de una inversión del árbol de la vida manteniendo el orden de las columnas e invirtiendo el orden de los sephirots. De esa manera estarían representadas dos estrellas de David unidas. Dos hexagramas un tanto irregulares para potenciar más simbología masónica (escuadras, compases, cruces, estrellas) para aportar “luz al mundo”.
Una locura que pudiera parecer, tan sólo, unas “coincidencias de las alineaciones urbanísticas”, pero que las administraciones que deciden y regulan las construcciones arquitectónicas a lo largo del último siglo y medio, y los grandes eventos y manifestaciones de masas, parecen tomárselo a pies juntillas.





FORZANDO LAS PUERTAS DEL MISTERIO


(...)Una arquitectura ilumina

por un sol mítico que conjura
los encantos del vacío en ese
abrazo prolongado y excitante
de la muerte, donde la CAVERNA 
y la MONTAÑA interrogan al
mito del ETERNO RETORNO.
                             Antoni Roselló (Proyecto Rostra. 1979)







Vayamos antes a la difícil tarea de entender un poco el funcionamiento de esta especie de “arquitectura recreativa” realizada a lo largo de los años y poder darle algún sentido a estas construcciones y sus emplazamientos. Nos centraremos en el lugar que nos ocupa.
Tomemos como ejemplo el ya mencionado A. Roselló,” hacedor” de multitud de obeliscos y otras torres luminosas.

Sus primeras obras o proyectos, al menos los hallados en esta pequeña investigación, están datados de mediados-finales de los setenta. Influenciado por una corriente de arquitectura urbana italiana llamada “tendenza”. Parecen estos trabajos ofrecer un interés por la iniciación de las personas al conocimiento. Alegorías a la vida y a la muerte ( iniciática, claro ) a través de un concepto: la estela y la cripta, basado en la teoría de ‘la montaña y la caverna’ del tradicionalista francés, entre muchas otras cosas, René Guénon en la primera mitad del siglo XX.

Utiliza un cubo como figura-eje para representar sus “rituales de los vestigios”. Así lo titulan dos arquitectos que le dedicaron un interesantísimo artículo en una publicación especializada en 1979, "2C Construcción de una Ciudad"

En él se analiza su obra a través de cinco proyectos con ojos iniciados en la materia expuesta. “PUERTAS AL RÍO” es un proyecto de cuatro obras que recrean un “rito funerario” a través de la relación de dos ingredientes simbólicos ya mencionados; la ESTELA y la CRIPTA, dialécticamente representados por una misma forma, el CUBO como masa, y el CUBO como vacío.
La ESTELA establece sobre el plano el concepto de VERTICALIDAD . La CRIPTA modela el espacio mismo, el HUECO.
A la estela le otorga una representación de LUZ de la MEMORIA frente a la SOMBRA de la cripta que “materializa” la AUSENCIA.



Puede parecer que intente expresar con estos proyectos, en un plano horizontal, un diálogo entre lo POSITIVO (erección de cuerpos) y lo NEGATIVO (excavación del suelo), pero es sólo la apariencia. A través de esas figuras CÚBICAS juega con las luces y las sombras en las formas horadadas de estas, forzando así las puertas del misterio para adentrarse en un ritual iniciático que queda plasmado por las mismas.
  


Plantea un “descenso a los infiernos y un retorno a la vida, como iniciado.” Proyecta una suerte de laberintos (alegoría) como tránsito de la muerte del hombre, como tal, al segundo RENACER a la ILUMINACIÓN del CONOCIMIENTO. Parecen una prueba de selección de individuos para una sociedad (¿secreta?) que se dedicase a la transmisión de un conocimiento oculto y a la que una gran parte de los mortales no estamos llamados a conocer. ¿Francmasonería, tal vez?



Se establece como unidad de medida el “1,13 metros”. Extraña medida... tal vez reducida de aquel ancho de manzana del octógono de Ildefons Cerdà para su “Ensanche”. Los 113 metros (11*3=33 ) y el 1,13 como hipótesis de homenaje a Cerdà o posible iniciado en la masonería, quién sabe ( el autor, desde luego, sí)... O quizá 1 multiplicado por 13, número de transformación (muerte y renacimiento) en los clubes de los mandiles.

En principio, estos cuatro proyectos no hay constancia, al menos para mí, que se hayan ejecutado en algún lugar. No es así el quinto proyecto expuesto y comentado, en este artículo “rituales de los vestigios”, por el mismo Roselló. Se trata de “ROSTRA”.



Es un claro ejemplo de monumento iniciático. Simple en ejecución y cargado de simbolismo. Estuvo ubicado en la antigua Escuela Técnica Superior de Arquitectura Sabadell-Terrassa, hoy transformada en E.T.S.A.V (Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallès) localizada en Sant Cugat del Vallès (no muy lejos del obelisco Coll-Favà).
  

A la fecha, el lugar de esa escuela de arquitectos es una empresa de suministros de equipos de energía solar. Apenas han cambiado los alrededores donde estaba ubicado, pero el CUBO, con sus escaleras hacia arriba y hacia abajo de este, que le concedían una forma desde la lejanía de “pirámide truncada”, ya no existe.




Ese llano anexo a los edificios de la vieja escuela que hacía de aparcamiento ya no alberga esos dos caminos perpendiculares al monumento. En esa “encrucijada de caminos” se encontraba un CUBO horadado en su parte superior con una escalinata sencilla, simbolizando una MONTAÑA en su parte prominente caminando por la vía del “ascenso”. 

La vía del “descenso” era otra escalinata que pasaba por debajo de la cavidad cúbica formando la CAVERNA. El lugar oculto y subterráneo, pero iluminado por esa LUZ proveniente de la espiritualidad del CONOCIMIENTO o del infierno (los instintos del hombre profano).



ROSTRA-rostrum, en la antigua Roma era el lugar/púlpito donde se expresaban los senadores en el FORO romano. Estaba compuesto de las partes de las embarcaciones con las que, mediante el abordaje, perforaban las naves enemigas. Simboliza, ROSTRA, la expresión del CONOCIMIENTO de los hombres y la FUERZA que utilizan para su defensa.

Las medidas utilizadas en este proyecto materializado, de pequeña pirámide truncada y escalonada, por arriba y por abajo, toman como base la medida del agujero horadado en el CUBO y por el que pasa la LUZ: 60 centímetros. El CUBO sería 3 veces el ancho del “agujero iluminado”, tomándolo como unidad.
(3 x 0,60 metros = 1,80 metros). 60+60+60 =180 (1+8=9)
A ello se suman los 9 escalones por cada lado. Dos escaleras por arriba y otras dos escaleras por abajo. 36 escalones en total (3+6 = 9). Alto de la construcción, 3,6 metros (3+6=9), ancho de la obra, 5,4 metros (5+4=9). 

Todo lleva al ”9”, número luciferino por excelencia. Así como el pasillo que recorre el CUBO por abajo a modo de adoración de esa figura y lo que representa para algunos esoteristas. Las medidas del estrecho pasillo de las escaleras (0,60 metros de ancho x 1,80 metros de alto) hacen pensar en una postura de “PENITENTE” para acceder hacia esa LUZ procedente del centro del monumento. “Sólo el penitente pasará...” que decía el padre del ínclito doctor Jones.



  

Si las cuatro “pruebas” de PUERTAS AL RÍO, hacen alusión al fluir del agua en un continuo, en alegoría con la vida, y la PUERTA, es el paso a un segundo nacimiento “iluminado”, ROSTRA, parece una primera toma de contacto con ese conocimiento.( Recordemos que estaba en una escuela de Arquitectura)
Los LABERINTOS o puertas hacia ese “descenso a los infiernos” simbólico, en clave de rito funerario, iniciático, hacia la CRIPTA. Esta es la que nos señala la ESTELA de una manera callada. “Las pruebas previas, no puede ser sino el camino que conduce a ella (la iniciación), a la vez que el obstáculo que veda el acercamiento a los profanos NO CUALIFICADOS” (René Guénon- La caverna y el laberinto)
Aquellos que demuestren cualidades para darles el conocimiento y los que dan “EL SALTO DE FE”.

Según los estudios de este autor francés, en un tiempo ancestral, toda la verdad del conocimiento estaba a la vista y al alcance de todo el mundo, fuera cual fuera su condición social. Los símbolos eran perfectamente comprensibles para todos.




Esto me lleva a una enrevesada y aventurada reflexión acerca de una conocida historia-mítica. La EST-r-EL-l-A y el PORTAL de Belén. Gran alegoría de esos Reyes Magos, que podían representar la figura de unos chamanes, sabios, magos o maestros, portadores o buscadores de una información o conocimiento. Siguen lo que parece un camino iniciático tras esa estrella de luz, que se para a modo de ESTELA “señaladora” en ese “PORTAL” o CRIPTA donde se está manifestando una REVELACIÓN, también llamada EPIFANÍA. El “nacimiento” de una SABIDURÍA que será transmitida a toda la humanidad. Desde pastores a reyes... aunque también puede aludir al “ROBO” de ese conocimiento divino y natural por parte de esos “adoradores” solares, lunares y otras paganías, reservándolos para una minoría a buen recaudo en sus CRIPTAS.

 


Como punto final a esta “pretenciosa” descripción de alguna de la obra de Roselló veamos estos dos proyectos del autor pertenecientes a los años 1982-1983 en los que desarrolla dos templetes dándole otra vuelta a los conceptos de estela y cripta.

Aquí se intuyen formas de estelas menos sutiles y complejas. Con diferentes visiones de estas en sus formas desde varios puntos de vista. Unos juegos de sombras proyectadas hacia el interior de las criptas, bajando unas CAVERNAS con escaleras de ascensos y descensos a, según el artista-arquitecto, “dualidades que se suceden y generan una y otra vez. El mito del ETERNO RETORNO






Si unos catedráticos pueden plantear una “discutible” teoría sobre la plasmación del árbol de la vida en el ensanche barcelonés, y es subvencionada por las administraciones, no veo nada malo en intentar explicar esta especie de “OBELISCO-SOMBRA” que parece atravesar el CENTRO del árbol sephirótico. Un dibujo que, quizá, sólo sea una pequeña pieza de algo más complejo.




Cojamos el plano de la base de la “oscura” proyección y dejemos atrás el límite del DESORDENADO Y OXIDADO mar. Sus tres “antorchas” iluminan y ponen las marcas pertinentes a tres zonas: representarían los elementos del AIRE, la TIERRA y el AGUA mirando hacia el FUEGO, como alegoría del conocimiento.
La nueva Vila Olímpica (una parte), la Parroquia del Patriarca Abraham y el Cementerio del Poblenou. Las comentaremos a modo de viaje iniciático del Dante de “La Divina Comedia”. Quedará más glamuroso.
  

El mundo profano de los hombres, el INFIERNO donde las almas ignorantes y vulgares deambulan bajo el mando de la VARA, el CAYADO, el BÁCULO o el BASTÓN de los gobernantes. Guían sus vidas a su antojo, destruyendo sus hogares y volviéndolos a construir según las conveniencias del momento.



Allí donde había fábricas, polución y viviendas humildes; hoy son emergidos hoteles, parques, modernas plazas, playas agradables, atracción turística y viviendas renovadas. La excusa de las Olimpiadas del año ‘92 sirvió para que esos “caminos” del árbol cabalístico llegaran hacia el mar y colocarán más piezas a su “construcción”. Arquitectos como Bohigas, Martorell, Mackay o Puigdomènech fueron los encargados de convertir esa “zona tenebrosa” de fábricas ennegrecidas, viejas vías de ferrocarril y playas putrefactas en “zona iluminada” y nueva.


Desaparición absoluta del barrio de la Icaria quedando como único testimonio la enorme chimenea de la fábrica Folch, silenciosa estela y vestigio único de lo que fuera la mayor concentración industrial de la ciudad.

Destacan en esa nueva construcción las dos torres gigantes en línea con las “antorchas” ACUARIO y PISCIS, y muy cercanas, casi formando unas ESTELAS señalando la gran CRIPTA proyectada en el suelo. Una curiosa curvatura de edificios dejaría entrever, a vista de pájaro, una especie de BÁCULO de OSIRIS, dios de los muertos y señor del INFRAMUNDO, que también es símbolo de la fertilidad y de la REGENERACIÓN. Que aquí sirve para marcar la zona profana.








El mundo de la iniciación o PURGATORIO lo encontraremos en lo que fue el CENTRO ABRAHAM, que durante las Olimpiadas cubrió las necesidades espirituales y religiosas de los atletas. Pretendido centro ecuménico que ha quedado en parroquia católica. El lugar designado fue “bendecido” por el arzobispo de Barcelona, Ricard María Carles, la Nochebuena de 1990 ( o solsticio de invierno) con la colocación de la primera piedra.
El “encargo” fue bastante ambicioso y contó con primeros espadas en lo que hoy se llamaría ‘proyecto multidisciplinar’. Expertos en arquitectura, teología, historia del arte y diseño.





Ricard Pié Ninot-- Arquitecto y urbanista. Catedrático de Ordenación Territorial en la U.P.C., la E.T.S.AV. (cuando estaba donde el monumento ROSTRA, por el cual “pasaron” unos cientos de estudiantes de arquitectura). Participó en el Plan General Metropolitano de Barcelona en los setenta y fue director de los Servicios de Planeamiento y Gestión Urbanística del Ayuntamiento de Barcelona entre 1989-1992. Parece ser el responsable de la ubicación del lugar en el proyecto.

Salvador Pié Ninot (hermano del anterior)-- Teólogo reputado. Rector de la Parroquia de Santa María del Mar (“la Catedral del Mar”). Catedrático de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Gran conocedor de las “Familias Vaticanas” y el entorno papal. Responsable de los servicios religiosos de Barcelona ‘92.

Jaume Aymar. Sacerdote. Doctor en Historia del Arte, Historia, Estética e ICONOGRAFÍA; ciencia que estudia el origen y la formación de las imágenes, la relación de las mismas con lo alegórico y lo simbólico, así como sus respectivas identificaciones por medio de los atributos que casi siempre los acompañan (vamos, que sabe distinguir un triángulo de una pirámide...)

También hubo más asesores en el proyecto como el actual arcipreste del Poblenou y profesor de Periodismo, Francesc Romeu; Josep Rom, historiador y doctor en Dirección de Arte y Publicidad y... Núria Iceta, recién diplomada en Ciencias Religiosas en la época de las Olimpiadas y hermana del político socialista Miquel Iceta, que por aquel año 1991 pasó de simple edil de municipio del extrarradio a Director del Departamento de Gabinete de Presidencia de Gobierno (apadrinado por Rubalcaba). Con tan sólo 25 años parece desentonar con tan brillantes expertos. En fin, todo queda en casa.



Enchufes a parte, el diseño del templo fue encargado a Josep Benedito y Agustí Mateos. La decoración interior correría a cargo de Josep María Riera i Aragó.


El primer proyecto de diseño presentado al equipo organizador parece que no convenció y fueron sustrayendo paredes, columnas y otras formas hasta darle el toque “ecuménico” adecuado. De la planta rectangular y peristilo de columnas fueron extrayendo “adornos” hasta conferirle la forma de “ICHTUS” (pez), según explicó veinte años después, Josep Rom.
Para el iconógrafo Aymar, “la forma de PEZ le da un toque muy interesante de vivencia comunitaria de la propia fe”. Y para el urbanista Ricard Pié “el centro ecuménico quería ser un lugar de encuentro y un espacio para el diálogo”
El mismo Rom detalla que el “campanario-minarete” parecía tener una función de elemento de “señalización” (¿estela?). También sugiere que vista desde arriba el templo adquiere forma de "Ojo de Dios



 

Definitivamente tanto experto en iconografía, historia, arquitectura y comunicación, disimularon un ancestral e iniciático “Ojo de Horus” como “múltiple denominador común del arte religioso”.
    



Los “tres platos” que presiden la pared del retablo recuerdan mucho a los tres puntos de la masonería, a las tríadas religiosas, a la Santa Trinidad, “escondidos” bajo una recreación de la hospitalidad del Patriarca Abraham con los Tres misteriosos personajes que vienen a anunciarle la llegada de un hijo, reconocibles por las religiones del ‘LIBRO’.




La ubicación del OJO es magnífica. A un lado observa la torre Tauro, hacia el mar; y hacia la montaña, la gran ‘antena-receptora’ de la Torre Agbar. 
También tiene una semejanza con aquel proyecto de Roselló de 1982, “Capilla”, que adquiere diversas formas desde diferentes puntos de vista.





El Paraíso, el Cielo, o el mundo de “los hombres perfectos” se manifestaría aquí a través de la construcción más vieja del lugar. ‘El Cementerio del Este’ o del Poblenou, limitando justo con la línea de subida a partir de la Torre Piscis. Edificado en 1775 para cumplir la ordenanza del ayuntamiento de enterrar los numerosos cadáveres, a raíz de las múltiples epidemias, fuera de la ciudad amurallada.
Fue destruido por las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia (1808-1814).





A Antonio Ginesi (1790-1824), Vice-cónsul del Gran Ducado de Toscana, se le encargaría la reconstrucción del “Nuevo” cementerio del Este en  1818. Inspirado en el cementerio de Livorno, añade elementos esotéricos del antiguo Egipto. Posible “carbonario” huido del Piamonte italiano. 
Impactan las dos pirámides a ambos lados de la entrada, en forma de triángulos equiláteros con su ‘ojo que todo lo ve’. El ‘Ouroboros’ alado del frontis de la capilla y el cenotafio (tumba sin nombre) dedicada a los casi 9.000 muertos tras la fiebre amarilla en Barcelona en 1821, en una placita ‘octogonal’ son diseñados por Ginesi. Templete rectangular de cuatro columnas y lápidas explicativas del acontecimiento. Sobre un pedestal piramidal y rematado por una columna con cruz.


Su repentina muerte en 1824, con 33 años (esta cifra si que parece casual) dejó el proyecto inacabado. De sus nichos “igualitarios”, se evolucionó a la separación de las clases pudientes en nuevos apartados. El cementerio del Poblenou (como se le conoce ahora) sufrió varias ampliaciones hasta adquirir una curiosa forma de BÚHO.



Ese búho que fue sustituyendo a la imagen del ‘HOMBRE con cabeza de TORO’ y brazos en tridente que era conocido como MOLOCH. Es curioso como la torre central TAURO (toro), es la que engloba en el período zodiacal ( 20 de abril- 21 de mayo) las fiestas sacrificiales del antiguo dios de los cananeos, Moloch-Baal, durante los 13 días siguientes al 19 de abril. ¡Vaya, ni que fuera un lugar para iniciados con extrañas costumbres!


























Casi al final de la tapia, que limita la línea con la Torre Piscis, se encuentra la tumba más famosa del camposanto. “El petó de la mort” (El beso de la muerte). La estatua fue un encargo de una potentada familia barcelonesa, los Llaudet, para homenajear a su hijo fallecido con unos 30 años de edad. El taller de Jaume Barba fue el productor (hacia 1930) y su yerno, Joan Fontbernal, el ejecutor de la obra.




Dos figuras recrean el paso de la vida a la muerte: la de un joven y fuerte hombre que yace en los brazos de un tétrico esqueleto alado que la representa. Se trata de la “MORS OSCULI” (beso de la muerte). Una antiquísima tradición que alude a una especie de ritual de iniciación espiritual. La alegoría de la muerte haciendo de maestro o guía que indica el camino iniciático al “hombre que muere” para renacer en un mundo nuevo y “perfecto”.



La inspiración le vino de un relieve del artista italiano Lorenzo Maroni para la familia milanesa Mentasti, en el cementerio ‘Il Monumentale’ de esa ciudad y realizado unas décadas antes. También de los versos del poeta-pater-nacionalista catalán, Jacint Verdaguer, que fueron grabadas en la tumba: 
“Mas su joven corazón no puede más;
en sus venas la sangre se detiene
y se hiela y el ánimo perdido
con la fe se abraza
sintiéndose caer al BESO DE LA MUERTE.”

La obra capta el momento del último aliento de vida humana exhalada por la muerte, que parece provenir del interior de otro mundo. La puerta de ese “mundo” la forman sus alas cuya forma se asemeja a una vulva de mujer. “Morir para volver a nacer”



Como contrapunto a esa imagen está la de la figura de una "piedad", la virgen María sosteniendo a su hijo, recién muerto en sus brazos, situada en la capilla del cementerio. La madre que le ha dado la vida sostiene al hijo en su paso de la vida terrenal al Paraíso, en lo que parece un “beso de paso a los Cielos”.


Por lo tanto la entrada de la CRIPTA-SOMBRA lo establecerían una suerte de FRONTISPICIO: formado por una VARA DE OSIRIS, un OJO DE HORUS y un BUHO-MOLOCH.


Jean Nouvel.
 El padre de la criatura.














Adentrándonos en esta especie de templo encriptado, siguiendo la línea central que marca la Torre Tauro, nos encontramos su ÁDYTON (dentro de los templos griegos, la cámara secreta, a la que sólo tienen acceso los sacerdotes), imaginario y como en el ‘Oráculo de Delfos’, nos encontramos en dicho estancia el “ÓNFALOS”, esa piedra cónica revestida por cuerdas de lana con luminosas piedras preciosas. Ese ”centro del mundo” colocado ahí para sacralizar el lugar. Y su ubicación está muy, muy cerca del sephirot correspondiente a TIFERET (el esplendor, la belleza): la actual Torre Glòries o AGBAR, un espectacular, a la par que ruinosa construcción debido a que no le encuentran beneficio.






 Fracasado como lugar de oficinas y con muchos problemas para convertirse en hotel, debido a su estructura interior y distribución. Un edificio central dentro de un recubrimiento que parece proteger el “huevo partido por la mitad” que está en la parte alta del edificio. Su función parece estar destinada a otra distinta a la de cualquier edificación habitable. El Ónfalos, "el ombligo del mundo".



Al seguir subiendo por la montaña de Collserola, imitando al monte Parnaso, bajamos para hallar ese obelisco de 33 metros que ofrecería el culto a Apolo como en el templo de Delfos, en su ladera. Imitando al elemento del FUEGO. Ese conocimiento que nos tienen escondido. La última estela del DOBLE-OBELISCO-CRIPTA-SOMBRA. Demasiados esfuerzos en “marcar” una zona.








DE LA FIEBRE AMARILLA… A LOS RITUALES DE LAS SENDAS.


(…)Cualquier edificación que fuese grande

e impresionante y tuviese un aspecto
razonablemente nuevo se atribuía
automáticamente a la época posterior
a la REVOLUCIÓN, mientras que
cualquier cosa claramente anterior
se adscribía a una época llamada EDAD MEDIA
                                                 --George Orwell, “1984”



Corría el año 1821 en Barcelona. Los más avispados y carentes de escrúpulos comerciantes de la ciudad condal, andaban tejiendo una enorme red a través de la “importación-exportación” de producto humano africano. El lucrativo y ocultado negocio del tráfico de esclavos por las potentadas y “liberales” familias burguesas afincadas en la Cataluña decimonónica.



Ese ir y venir de contrabando en condiciones muy insalubres, y la falta de control (reducción de gastos y corrupción) de los barcos que arribaban, pudo hacer que el 17 de julio de 1821 atracara un bergantín llamado “El Gran Turco” con tripulación enferma desde las Antillas americanas. Días después, una polacra (barco) de guerra napolitana, “La Concepción”, también arribó al puerto barcelonés con miembros infectados con una grave enfermedad endémica en las Américas: La FIEBRE AMARILLA. La epidemia mortífera se extendió con rapidez durante el verano y el otoño de ese año, dándose por finalizada el día de Navidad de 1821.



Datos oficiales cifran entre 6.000 y 9.000 las víctimas en la ciudad. Nuestro progresista ingeniero, Cerdà, las cifra en 6.244 fallecidos y la ‘mágica duración’ de “111” días de epidemia. Un “holocausto” de alrededor de 18.000 a 20.000 muertes (1 de cada 6 habitantes), según fuentes más recientes, como “ofrenda” al desmedido e incontrolado ‘comercio emprendedor’. El blanqueo del dinero procedente de esclavos negros fue utilizado para la construcción de ‘La Nueva Barcelona’, progresista y liberal, reflejada en ese especulador ‘Ensanche’.



El primer marqués de Comillas. Famoso por su filantropía y
 sus negocios esclavistas. Abajo, retirada de su estatua en 2018

Ilustres francmasones filántropos, ejemplos de vidas piadosas, fueron los responsables, junto a otros, entre 1820-1866, de la venta y el tráfico de 600.000 almas procedentes de África a las plantaciones azucareras de Cuba y Puerto Rico. Nombres de familias que aún resuenan en la alta sociedad barcelonesa; Josep Xifré , fundador de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, la familia Vidal-Quadras, los Goytisolo, Francesc Arrufat y como no, Joan Güell (padre del mecenas del arquitecto de vida muy, muy piadosa, Gaudí) y consuegro, a su vez, de Antonio López y López de Lamadrid, más conocido por el Marqués de Comillas (del que tendría como confesor al sacerdote nacionalista por excelencia, Mosén Jacinto Verdaguer), fundador del Banco Colonial Hispano y esclavista reconocido. Y así un sinfín de familias de ‘ayer, hoy y siempre




Pero, claro… ¿qué familias de costumbres piadosas renunciaría a un negocio que daba beneficios con tan sólo que llegara vivo el 25% de la “carga”? Recordemos que contabilizaba el “producto” que arribaba en condiciones para la venta.



Puede que parezca excesivo o demagógico achacar toda la culpa de las muertes de las epidemias de fiebre amarilla de 1821 y 1870 (“sólo” unos 4.000 fallecidos en esa fecha). Esa falta de moral en la adquisición desmesurada de capital económico, a cualquier precio, y esa doble cara de “monstruos y filántropos” hacen reflexionar sobre esas mismas familias y sus “JUEGOS” en una nueva “REVOLUCIÓN -TRANSVERSAL- AMARILLA” proyectada desde diferentes puntos de la sociedad política, económica y gobernante de Cataluña.
No es de extrañar la fuerte oposición a la abolición de la esclavitud en Puerto Rico y Cuba a través de la política catalana a finales del siglo XIX (1886, antes de ayer)


Tatarabuelo del "delfín" político de Jordi Pujol, Artur Mas.

Sus “JUEGOS”. Esas danzas rituales que utilizan para mover sus ”fichas humanas” alteradas a través de sus tableros.

Vayamos a una fecha clave en esta coincidente investigación. El 11 de septiembre (9) de 2013. La celebración de la Diada catalana. Fecha del comienzo de la “NUEVA FIEBRE AMARILLA”.




Bajo la batuta aparente de la Presidencia de la Generalitat (de un descendiente de capitán de barco negrero), Artur Mas, se planeó la “VIA CATALANA”. El éxito sorprendente de la masiva Diada del 2012, impulsó los planes de los "que miran por el interés de todos".

Al no poder organizar la Generalitat, como institución pública, un acto reivindicativo a favor de la independencia de Cataluña, el encargo (de cara a la galería) fue llevado a cabo por dos asociaciones de carácter nacionalista: OMNIUM CULTURAL y la A.N.C. (Assemblea Nacional Catalana)



La primera, entidad sin ánimo de lucro. Teniendo como fundador en 1963 a Félix Millet, padre del “Usurpador del Palau de la Música”, y conociendo que “de casta le viene al galgo”, podemos imaginar que “ÁNIMO” no le va a faltar a esa fundación, precisamente. Como apunte señalar que ese mismo fundador fue presidente de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña, que al comienzo de la Guerra Civil, huyó a Burgos ayudado por la mismísima Generalitat gobernada por Lluís Companys (ERC ¿¿??) y apoyó el bando nacional del general Franco (lo que son las cosas de los bolsillos de la élite).



La A.N.C. se fundó la noche de Walpurgis (30-Abril/ 1-Mayo) de 2011 durante la ‘Conferencia Nacional por el Estado Propio’. En su primer gran acto en el Palau Sant Jordi “desaparecieron” místicamente 75.000 "leuros" de la organización del acto (el espíritu de la Pàtria habrá dado buena cuenta de ellos).
Bajo una apariencia de transversalidad (¡uy, ¿de qué me suena?!), en su organigrama, rápidamente se hicieron con el papel protagonista principal del movimiento independentista. Todo rápido, y sin pasar por el casting del director de la película. Más bien parecía que venían bien promocionados por los productores del “JUEGO”. Ambas entidades no se financian precisamente de ‘limosna peregrina’.



El gran evento consistía en formar una “CADENA HUMANA” de punta a punta del territorio catalán. Aproximadamente se necesitaron 400.000 ‘almas’, que habían de PORTAR una camiseta color AMARILLA para realzar la visión desde el aire de tan llamativo RITUAL.



Después de haber tirado hacia arriba la LÍNEA LEY que trazó técnico preocupado hasta Montserrat, pude apercibir que pasaba por la frontera de La Junquera. Esa es una de las poblaciones fronterizas con Francia y una de las terminaciones de la ‘CATALAN WAY’ (Vía Catalana) o ‘cadena humana’. Curiosamente, en la localidad francesa donde se extendió la manifestación, tiene una curiosa pirámide dedicada a Cataluña construida por Ricardo Bofill en 1973. El otro extremo estuvo localizado en la “frontera sur” catalana. Entre las localidades de Vinaroz (Castellón) y Alcanar (Tarragona), por donde pasa, también, dicha LÍNEA. Uniendo esos dos puntos de la ‘VÍA AMARILLA’ llena de ‘ENFERVORIZADOS’ manifestantes, de manera pacífica y festiva, ese ‘GRAN RITUAL HUMANO’ con el trazado de la LÍNEA LEY de Montserrat y Levante.



Supuestamente seguía el trazado de la VIA AUGUSTA romana. Esta tenía un precedente, la ‘VIA HERACLIA’, donde los griegos tomaron como referencia una pista de origen prehistórico anterior a la fundación de Emporiom (siglo VI a.C.). Digo supuestamente porque la cadena humana, a su paso por Barcelona bordeó la línea de la costa actual, que en tiempos de los romanos estaba tierra adentro.

Una búsqueda de “relacionar” el derecho de Cataluña a independizarse con el camino más antiguo que llevó la “civilización” a esas tierras: la VIA AUGUSTA, de aquella en las cuales se basan e inspiran el derecho civil y comercial actuales, el ‘DERECHO ROMANO’, para aplicar la justicia en tiempos presentes. Por la ley romana y por la ‘ley mágica’ (que a buen seguro no está hecha para dar buen servicio al simple mortal).


Durante el recorrido por la ciudad condal este se bifurca en dos al entrar en la misma dibujando unas ALAS ABIERTAS a vista de pájaro a su paso por la capital catalana. Ese AVE AMARILLA que quiere emprender el vuelo. Otra relación con Roma y su ÁGUILA IMPERIAL incrustado en la VIA AUGUSTA. Precisamente de la ‘augusta’ carretera N-340, a la altura de Collblanc, se produce una escisión. Una dirección hacia el sephirot Chotmak y otra hacia el Kether.



Al llegar a la esfera de la sabiduría (previo paso por el templum del Camp Nou), la Plaza Francesc Macià, la ‘cadena- humana’ se agita por la “Senda del Emperador”, la que representa al Padre, la protección y la dirección. Antes de llegar a Tiferet, vira la dirección hacia la columna del ‘Rigor y la Severidad’, pero sin alcanzarla, desviándose nuevamente hacia la columna del ‘Equilibrio’, y virando de nuevo, en el otro templum espiritual: la Sagrada Familia, también llamado expiatorio. En algunas culturas, la expiación se realiza para apaciguar la ira del dios o los dioses por medio de un sacrificio, animal, por lo general, con la sangre de una víctima como símbolo de una vida ajena a cambio del perdón divino. Y de vuelta a la Senda hacia el Tiferet, pasando por el ‘ÓNFALOS’ encriptado, el ombligo del DOBLE-OBELISCO. Superar el ‘VELO DEL TEMPLO’ (Pajoret) y retirarlo requiere pasar al mundo supramental. Un “velo” que aquí es atravesado en su totalidad por el OBELISCO-SOMBRA.

Por el otro lado, la entrada a la esfera Kéther, la cadena ritual se forma por la Senda o Sendero del Mago (I) . Representa la creatividad y al iniciado. Exponen en este lugar el camino a seguir para lograr su meta si actúan en beneficio de todos, pero si esa voluntad proviene del EGO puede convertirse en simple ilusión ejercida por un vulgar prestigitador, y convertirse en Mago Negro.



 En contraposición con el otro camino, procedente de la sabiduría, la dirección y protección divina, al acabar el sendero de la creatividad, la cadena “dibuja” el contorno del paseo marítimo. 
Eso sí, pasó acariciando las tres torres, Acuario, Tauro y Piscis. Ese “666” estelar que ilumina discretamente y delante de todos, el límite del desorden, natural y divino, con el ordenado racionalismo “luciferino”. Ambas rutas se vuelven a unir para proseguir su fecunda ‘CADENA-AUGUSTA’ hacia La Junquera, hasta el pequeño pueblo limítrofe en Francia, Le Perthus.
La línea ley que atraviesa el antiguo camino ancestral, también es (Oh, sorpresa), prácticamente, perpendicular a la línea “Tauro” con el obelisco ‘Coll- Favà’.



La última interpretación de este RITUAL es la que hace alusión a la “Cadena de Tradición”, en hebreo ‘Shashélet ha qabbalah”. Vaya, si “rabí Cerdarwin” levantara la cabeza y viese en que ha evolucionado su árbol sefirótico…
Una pretendida evocación a entidades superiores para llevar a cabo un proyecto tirando de demonios y ángeles caídos.


Siguiente ‘Diada’, 11-9-2014. Siguiente movimiento del tablero. La ‘FIEBRE AMARILLA’ sube la temperatura aupada y promocionada por las instituciones. Unas por inflar estratégicamente el “conflicto” y otros por la pasividad ejercida. Sin entrar en valorar los detalles y estupideces de ámbito político llevadas a cabo por las partes, para disfrute y goce de las ‘hienas’ que nos gobiernan, a través de las peleas de sus manipulables “conciudadanos”. Esos leones hambrientos que se nutren del néctar de las tensiones humanas, llevando al límite la convivencia entre vecinos y familias y pillando a contrapié a más de uno por la rapidez con que se desarrollaron los acontecimientos.



De nuevo la A.N.C., con su presidenta Forcadell en plan “mesiánico-transversal”, alentando al ‘público nacionalista’, y que sería recompensada a corto plazo con la poltrona de la presidencia del parlamento catalán.




En esta fecha se planificó escenificar una “V” gigante simbolizando a la ‘Victoria’, la ‘Vía’, la ‘Voluntad’, ‘Votar’…
Recuerda a aquel ‘Veni, Vidi, Vici’ (vine, vi y vencí) del histórico caudillo romano Julio César. Pero si a simbología mágica nos referimos, como en la anterior “evocación ritual” de la diada de 2013, aquí la invocación fue la misma que ya se utilizase en la II Guerra Mundial por el bando aliado. El gesto de la “V”. Popularizado por Winston Churchill y sugerido por… Aleister Crowley, esoterista y máximo exponente del satanismo durante el siglo XX. Gesto de invocación a Raa-Hoor-Khuit, divinidad demoníaca egipcia, a través del gesto de la “V” con la mano y los dedos a modo de mudra.




Aquí no hizo falta tirar de la 5ª sinfonía de Beethoven y sus cuatro famosas notas, que comparte sonido con la “V” en el código morse (. . . -). Ya se encargaron los mass-media de uno y otro bando de emular a “la llamada a las puertas del destino” (que es como se conocen a esas famosas notas). Tratar de hacer imprescindible los eventos-rituales para el destino histórico.



Promocionar y concienciar el referéndum ilegal organizado por la Generalitat de Cataluña para el 9 de noviembre de ese año y conocido como el “9N”. En el 11/9 se promocionaría el 9/11. El inverso de esa fecha y con el lema ‘Ara es l’hora’  (Llegó el momento)
Extraños gustos a la hora de publicitar las ‘fechas de guardar’. Para nada. Y es que para los agentes de la escuadra y el compás (muchos, descendientes de aquellos filántropos esclavistas, recordemos) gustan de enseñar la patita en estos eventos. El ego les puede y necesitan dejar su firma para la posteridad.



La ortofotografía del ritual-evento no deja lugar a dudas sobre el perfecto compás sombreado que lograron dibujar ese día. Pero, ¿por dónde discurría esta masónica figura formada nuevamente por cientos de miles de almas?
La “DANZA-RITUAL” transcurrió por la avenida Diagonal y la Gran Vía, haciendo el ‘vértice’ de la gran “V” invocadora la Plaza de las Glorias Catalanas. Un total de “11 kilometros” de escenario. Por un extremo; la Plaza Pío XII (Barcelona), dedicada al Papa que gobernaba el Vaticano durante la Segunda Guerra Mundial, por otro, la Plaza Ildefons Cerdà (L’Hospitalet de Llobregat), francmasón protagonista de esta humilde investigación y que queda fuera de su “Ensanche”.



De esa Plaza (Pío XII) que es atravesada por la Avenida Diagonal barcelonesa se llega al sephirot Jokmáh (Sabiduría) para comenzar el Sendero del Emperador (4) pretendiendo evocar legitimidad de una “autoridad superior”. Las almas participantes, vestidas de ROJO y AMARILLO, formando líneas de colores, son utilizadas aquí para “invocar” dirección, autoridad, disciplina y orden… para la idea evocada. 



El otro sendero utilizado es de La Papisa o La Sacerdotisa (2) a lo largo de la Gran Via de Barcelona y a partir de la Plaza de España ,sephirot Kether, comienza la evocación de la DUALIDAD de los principios básicos del Universo manifestado: el activo (YANG) y el pasivo (YIN). Se trata de la energía necesaria para “fecundar” la idea inmaterial de la independencia de Cataluña. También evoca una devoción de la fe en esa idea y su inspiración.



Son 9 filas (5 amarillas + 4 rojas = 9) de 4 personas (4 x 9 filas = 36 personas 3+6 = 9). 


Y como vértice, tras un monumento realizado AD HOC en forma de “V” ; el Ónfalos emanador de energía central del sephirot TIFERET de la belleza y la armonía. Se da la circunstancia que este sephirot es representado tradicionalmente con una esfera de color AMARILLO, que le da más fuerza al plano superior.



En ese punto, una decena de muchachos que el día 9 del 11 cumplirían 16 años (edad requerida para ejercer el voto en el referéndum ilegal) realizarán el ‘acto de introducir una papeleta en una urna con forma de CUBO a favor de la idea promulgada’. Todo bajo una fuerza ritual ejercida a las 17.14 horas, rememorando el 300 aniversario de la derrota de Cataluña en la Guerra de Sucesión Española (1714).



10 muchachos, … 10 sephirots, la mirada de cientos de miles de almas atentos a los gestos de estos 10 jovencitos. La chica que hizo el ‘ritual de comunión’ se llamaba Emma (mujer de fortaleza, universal, entera) Soler (Sol, Solarium), simbolizando una VESTAL en un oráculo ejerciendo el ‘voto-ritual’ en el ‘cubo-urna bajo la mirada de ese ÓNFALOS gigante emanador-receptor de energía procedente de los sephirots. Oriunda de Rubí (mineral rojizo, como la sangre procedente del sacrificio simbólico. De dureza 9… (Volvemos a recordar aquí que son elucubraciones de un “loco”)



Y como no hay dos sin tres (ni nueves |9| sin onces |11| para algunos) en la siguiente Diada lo volvieron a hacer. Tras la celebración no-autorizada, pero permitida, del referendum ‘ilegal’, y ante la negativa del Gobierno del Estado de organizar una consulta vinculante, deciden (planean) unas elecciones al Parlament de Cataluña con carácter ‘plebiscitario’.




La fecha elegida es el 27 de septiembre de ese 2015. 27-S / 2+7= 9, S= 9, aprovechando el tirón, y la energía evocadora, de la Diada que se celebraba dos semanas antes (11-9). Habría que pedir otra “ayudita” a la cábala sefirótica plasmada a lo largo de los años en la capital.

Para la ocasión se fraccionó el recorrido iniciático en 10 colores, muy simbolizado con los 10 sephirots, a lo largo de toda la Avenida de la Meridiana barcelonesa. Reivindicando de los 10 ejes básicos de la futura República Catalana: justicia social, bienestar social, democracia, diversidad, solidaridad, igualdad, equilibrio territorial, sostenibilidad (que no falte), innovación, cultura y educación y la apertura al mundo.



Se inicia el viaje en el barrio de Sant Andreu ( muy cerca donde se produjo el fatídico atentado de ETA en el Hipercor en 1987) para adentrarse en el árbol de la vida por la esfera del NETJAJ, la de la eternidad, la de la victoria de la vida sobre la muerte, la de los sentimientos y el desapego., En dirección Norte a Sur, unas decenas de personas, portan la figura de un “puntero amarillo” que con la forma tridimensional adquiere forma de pirámide dorada. Los “porteadores” visten camiseta blanca y calzón negro (muy ajedrezado el efecto) y se desplazan en suave carrera a modo de viaje iniciático. 



Viaje que pasa al Sendero de la Muerte (13) o el Olvido. Para definir las intenciones por el paso de esta senda nada mejor que unas palabras de Krishnamurti. “la muerte era el medio para el nuevo estado, la nueva invención, un nuevo estilo de vida, un nuevo pensamiento. Era un cambio atemorizador por eso traía nueva esperanza”. Olvidar tu vida pasada, tus vínculos para “renacer” de nuevo. El viaje por este sendero se llama “la noche oscura del alma” hacia la divinidad, representada por la esfera TIFERET, la del YO, superior. La gran transformación o muerte iniciática. 


Y de nuevo la visita para rendir pleitesía al ÓNFALOS de La Torre AGBAR, sacralizada ya a ojos iniciados. El puntero-estela atraviesa por aquí el velo del templo para adentrarse en el Sendero de la Fuerza (11). Evocación a las entidades intermedias para la fortaleza de la causa, defensa de los ataques externos e internos, la superación y la autodisciplina. Todo sin llegar al sephirot del GUEBURÁ, quedándose a las puertas del parque de La Ciudadela, muy cerca del Parlament de Cataluña. Allí se construyó una ‘CRIPTA’ para oficializar el ritual de la PSEUDO-DEMOCRACIA. S.A.



Un escenario con una urna gigante semi- opaca cuyas paredes veladas estaban empapeladas de “votos” a favor de la nueva República. Tanto la urna como los accesorios y los maestros de ceremonia estaban teñidos de negro, en contraposición con el suelo blanco del escenario-cripta y los cientos de papeletas. Apariencia más que evidente del ajedrezado masónico




El final del viaje iniciático emprendido por los aprendices-portadores de la estela-puntero-pirámide amarilla se produce con la “penetración” de esta en el “hueco-caverna” preparado en el escenario, mientras los futuros jóvenes votantes, vestidos de colores (simbolizando las esferas del árbol cabalístico) pasarán por la urna-CUBO sujetada por una jovencita (sacerdotisa-vestal) situada en el vértice de unión de la estela y la cripta. Esta se retira justo cuando ambas han quedado encajadas seguido de la procesión de jóvenes, que ya han sido iniciados en el ritual de falsa-democracia, a la que tendrán acceso por primera vez, llenos de una falsa-decisión, ya decidida por aquellos que invocan a las esferas del árbol sefirótico. De manera simulada visten camisetas de 10 colores diferentes. 



¿A qué ya no parecen tanta locura? Pues sí. Lo son. Elucubraciones de un “loco”. Más si cabe haciendo la comparativa de la estela-puntero, que venía cosiendo a su paso la brecha abierta rellenándola de almas enfervorecidas, con la formación piramidal de aquellos 10 muchachos vestidos de amarillo de la anterior edición (Ara es horus…, Ara és l’hora, perdón) que ritualizaron la falsa urna-CUBO del 9N (9-11) en el momento central del evento a las 17.14 horas. De esas emanaciones o invocaciones, toma cuerpo material a modo de falso-dios en un símil del becerro de oro del pueblo hebreo en su “éxodo hacia la tierra prometida”. 
Aquella demanda de los israelitas de seguir dioses que marchen delante de ellos. Este fue realizado por Aaron, primer sumo sacerdote judío. Estos estaban muy influenciados por el culto a Baal.



Aquí se produce una ‘inversión’ del ídolo-falso (becerro de oro– bandera estelada). A diferencia del bíblico pueblo elegido, el pueblo catalán (los partidarios de la independencia, entiéndase) se aferra con fuerza al “becerro dorado-estelado”  que les ha de propiciar la fuerza en su lucha por la tierra prometida, no renovando su pacto con el reino de YAVHÉ-ESPAÑA, queriendo romper definitivamente las tablas de la ley que lo unen al Estado opresor. Construyendo unas nuevas “tablas” difundidas e invocadas por los LEVITAS (tribu elegida por Dios) de la tierra catalana. Sólo ellos pueden tener acceso al interior del “TABERNÁCULO”, o ‘santuario móvil’, en su larga travesía del ‘procés’, en esa idea de falsa-libertad manejada por esos filántropos-levitas de los últimos 200 años.



Se expresa, pues, el concepto o idea de independentismo en la adoración incondicional promovida por esa FIEBRE AMARILLA, que dos siglos atrás marcara el punto de inflexión para “demandar” el derrumbe de las murallas de la vieja ciudad. Enterrar el viejo régimen y “renacer” en uno nuevo. Con mucha más autonomía de poder para esa ‘tribu de elegidos’, por supuesto.



Aquí el trauma no ha sido la muerte de miles de ciudadanos. Se han tensado, y se tensan, las relaciones entre los gobiernos de Cataluña y España. Se está provocando una idea de victimización de la población catalana. La idea del “estado opresor”, aquel que no deja volar al pueblo elegido en su andadura por el mercado mundial, el que le ‘comprime’ dentro de las murallas constitucionales, el que quiere mermar su cultura, el que le pone la pierna encima…





LOS TRES OJOS DE FRANCIA Y LAS TROMPETAS DE JERICÓ.

El abuelo Siset me hablaba

de madrugada en el PORTAL
mientras el Sol esperábamos
y veíamos los carros pasar.

Siset: "¿qué no ves la ESTACA

donde todos estamos atados?
Si de ella no nos podemos deshacer
nunca volveremos a caminar.
(…)"
                            L' Estaca. Lluís Llach





Tras dos años de convulsión política entre Estado y aspirante a República, con sus bajadas y subidas de fiebre amarilla, hubo un trágico suceso que tuvo lugar el 17 de agosto de 2017. Un “oportuno” atentado, que lejos de unir a las partes, hizo que se lanzaran las culpas a uno y otro lado. Los autores, un presunto “enemigo externo”; incontrolable, fugaz, e intermitente como el Guadiana, y con crecidas atemorizadoras según conveniencias de las élites gobernantes. Los ISIS, Al-Qaeda, DAESH, Horus, etcétera… los mil nombres del “enemigo invisible” manejado por el oculto “poder en la sombra” que necesita de sus rituales (en apariencia) y de ciertos lugares sacralizados para manejar los designios y voluntades de su ganado.




El lugar escogido para la “acción terrorista”, al menos el lugar donde se vio parado la furgoneta indestructible, fue el Pla de l’Os (Llano del Hueso) justo en el mosaico creado en el pavimento de Las famosas Ramblas de Barcelona por Joan Miró, allá por 1976. Creación artística dedicada a dar la bienvenida a los viajeros venidos del mar. Un emplazamiento donde ajusticiaban a los condenados a muerte durante el periodo mediaval.


Sucedió a pocos metros del atentado conocido como La Bomba del Liceo, Santiago Salvador, anarquista radical, hizo explotar una bomba Orsini (tiró dos, no haciendo explosión la segunda) causando 20 muertos y 60 heridos la noche del 7 de noviembre de 1893. Se inauguraba la temporada operística del Teatro del Liceo. Esperó a ver el primer acto de 'Guillermo Tell' y quien sabe si motivado por la épica obertura de Rossini (va a ser que no) lanzó el artefacto cargado de muerte a las 11 de la noche y acertando en la fila número 13

Caprichosa y casual la historia del creador de la bomba, Felice Orsini, revolucionario italiano que el 14 de enero de 1858 atentó frustradamente contra la vida de Napoleón III lanzando tres de “sus” bombas contra su comitiva cuando acudía a la ópera junto a su esposa. Los monarcas franceses resultaron ilesos y Orsini y sus secuaces se llevaron por delante a 8 personas causando 150 heridos. No impidieron que el emperador apareciera en el palco del teatro donde se iba a representar… ¡Guillermo Tell de Gioachino Rossini! Los lobos solitarios. Igual que la música de aquella serie "El llanero solitario". Santiago Salvador también salió por su propio pie del lugar de los hechos. Fue detenido dos meses después en Zaragoza. Antes, la policía había detenido a los principales cabecillas del anarquismo barcelonés y fusilando o eliminando a todos los que tuvieron relación con "autor confeso" antes de su juicio.


Réplica de la bomba orsini que no estalló en el Liceo

Comenzaba una versión del “enemigo invisible”, aquí en el papel de anarquistas revolucionarios, que bombazo a bombazo ponía en cuestión a un ineficaz gobierno central señalado por la sociedad catalanista de la época.





Un artefacto explosivo colocado junto a un puesto de flores mató a dos jóvenes hermanas floristas provocando multitud de heridos el 3 de septiembre de 1905. 111 años y 11 meses antes del atentado-atropello de la furgoneta, también a pocos metros de donde paró el vehículo conducido “supuestamente” por Younes Abouyaaqoup, de 22 años. También se organizaron, por parte de las “sorprendidas y solidarias autoridades”, homenajes de recuerdo por las víctimas. Ofrendas florales (en los mismos lugares) y críticas de la sociedad por la inseguridad ante el “enemigo invisible” en ambos casos y con más de un siglo de por medio. 










Contaba en un artículo un periodista: --“La historia siempre se tiñe de casualidades caprichosas”- En relación con un ‘urinario maldito’ en Las Ramblas, modelo vespasiano de origen francés:--“Se hallaba justo en el lugar donde se paró la trágica furgoneta”. Hasta tres explosiones sufrió el mingitorio público antes de ser retirado a otra ubicación.


Tressols, jefe de la policía. Corrupto desde la punta
de sus bigotes hasta las uñas de sus pies.

Mas clarificador parece el caso de Joan Rull, pseudo-anarquista que actuaba por libre colocando bombas y colaborando con las autoridades. Tras su primera detención por poner un artefacto explosivo en el urinario maldito, en 1904. Confidente de la policía que llegó a entablar relación con Eusebi Güell, empresario, político y filántropo catalanista. Tras una serie de explosiones atribuidas a él y a su clan familiar, fueron detenidos, siendo ejecutado el 8 del 8 de 1908. Un confidente muy incómodo, que como declaró el jefe de la policía barcelonesa, Antoni Tressols, alias “vinagret”:--“Detrás de Rull hay personas más altas. No se quienes son”. Casi nunca nadie sabe nada; y cuando lo saben, suelen callar y asienten.               
El "Capitán Arrós" dando buena cuenta
de los locales de "La Barceloneta"

Ayuntamiento y Diputación de Barcelona, por aquel entonces presidida por Prat de la Riba, encargaron al inspector jefe de Scotland Yard, Charles John Arrow, para crear un grupo policial y solucionar el terror sembrado por las bombas anarquistas. El “Señor Arròs” (como se le conoció por su afición a los arroces de La Barceloneta) y su equipo, que contaban con una “carreta blindada” tirada por una mula y todo, consiguió “deshacer” el clan de los Rull.



Diríamos que tuvo que ser harto difícil coger a los familiares del confidente que estaba, teóricamente, en complot con las autoridades para procurar el chivatazo de la colocación de las bombas y a la vez les hacía chantaje. Huele a que quisieron encarnar una organización terrorista con una logística tal, como para hacer bombas en producción en cadena. La realidad era una banda formada por un zapatero, conocido como "el cojo de Sants" (Joan Rull), el gañán del hermano (Hermenegildo) y “Doña Rogelia” (la madre). A todas luces, no oficiales, unos chivos expiatorios.



Y hablando de expiación y de bombas, en el templo de la Sagrada Familia; concretamente en un lateral de la Puerta del Rosario (1899), Antoni Gaudí deja plasmado en relieve de piedra  la escultura de un “anarquista” con una bomba Orsini ofrecida por la garra de un demonio. ¿Quiénes pueden representar a esa entidad? ¿A algún grupo que invoca demonios en favor de sus causas para cambiar el destino de la sociedad? Las bombas… que las carga el diablo para lanzarlas sobre la memoria de la población, debe ser eso.









El “enemigo invisible” ha atacado en esa zona concreta coincidente con más de un siglo de diferencia. Ese mismo lugar donde se paró el vehículo que “atropelló” a unas 130 personas y mató a catorce de ellas. El punto pasa exactamente por el Sendero del Enamorado (6) en encrucijada con Las Ramblas. La senda que nos reta a elegir entre quedarte con “la madre” o aceptar a “la doncella enamorada”. Los manipuladores suelen disfrazarse de ‘maestro’ o de ‘madre’ para manipular la decisión. ¿Una manipulación realizada por sucesos traumáticos en la memoria colectiva y en un lugar concreto asociado con la muerte a través la historia?





El imán Abdelbaki es Satty, presunto cerebro del grupo, que saltó por los aires en la casa de Alcanar donde preparaban las bombas también fue confidente. En este caso del CNI, aunque también tuvo contactos con la Guardia Civil. Cuantas veces se repite la historia en estos casos. Los explosivos, la casa, el ‘cerebro’ y sus compinches convertidos en ruina tras la explosión el día antes del atropello masivo y mostrado como acciones improvisadas y desesperadas, junto al también extraño suceso de Cambrils donde abatieron a los 5 miembros de la célula terrorista en un control policial, donde mataron a una mujer a cuchilladas. Suceso “improvisado” a las 17 (1+7=8) horas, del día 17 (8) del mes 8 del  año 17 (8) y parando la furgoneta en el pavimento de Miró (inaugurado durante los días del solsticio de invierno de 1976, por cierto), junto al suceso de la bomba del Liceo y en la misma ubicación del urinario maldito. El "presunto" ejecutor fue abatido en unas viñas tras 90 horas de persecución.









El objetivo de este “enemigo invisible” era el templo de la Sagrada Familia. Según las versiones oficiales, claro, habiendo eliminado todos los “actores” de los hechos menos uno. Veremos en que acabará el juicio y si no hay más “retirados” por la causa. El templo está situado en medio del Sendero del Ermitaño (9), el del maestro interior, la prudencia y la sabiduría basada en la experiencia vital. Más información sobre el atentado en este genial artículo de @tecn_preocupado .



La historia es la que parece, y las casualidades se convierten en malévolas causalidades que dibujan un escenario velado se mire por donde se mire. El 1 de octubre, mes y medio después se celebró el referéndum ilegal, 1-O (1-10= 1+1+0=11) con enfrentamientos entre policía estatal, no así la autonómica, (mossos d’esquadra) y votantes, urnas-CUBO perseguidas y que aparecieron en los colegios electorales por arte de “magia”, burlando así la prohibición judicial por parte del Estado (opresor). El efecto fue brutal.



Todo parecía una tensión acumulada excesiva y acelerada a raíz de la escenificación del ritual de sangre en esa encrucijada, utilizando un “vehículo-ariete”, un puntero que señala la zona a sacralizar. Una estela de muerte fijando la memoria traumatizada de la sociedad bajo el lema, creado para la ocasión; “¡NO TINC POR!” (No tengo miedo). ¿Miedo a qué? ¿A quiénes? El enemigo es invisible, mata cuando quiere, pero no hay que temerle. Un mensaje dual propio de aquellos que traficaban con mercancía humana y se vanagloriaban de su filantropía. La doble cara del ‘monstruo’ que nos gobierna. Ese mensaje de no tener miedo se trasladó hacia la figura del 'Imperio'.



Las urnas procesadas ya habían sido sacralizadas en rituales anteriores. Ahora, “el pueblo elegido”, recuerda a aquellos primeros cristianos perseguidos por el Imperio Romano (español) por ejercer el rito simbólico de comunión- votación ilegal. Urnas blancas y negras, de nuevo, salidas de las catacumbas, escondidas por sus fieles en las criptas.



Dos días más tarde, una huelga general obligó a paralizar Cataluña. Las fuerzas de seguridad del Estado se vieron obligados a no intervenir para no acrecentar un conflicto que hubiera pasado a mayores. Lo que se conoció como el 3-O, convertido en fecha de “lucha resistente” mitificada por la propaganda levítica del pueblo elegido.



Ante la “derrota moral”, el Imperio opresor pasó a la acción. Se convocó una manifestación para el 8 de octubre, 5 días después. Fue a través de una entidad catalana de filiación españolista, Societat Civil Catalana (Sociedad civil es aquella que aglutina esas profesiones que nunca salen expuestas durante las imágenes de una noticia televisiva sobre el fraude fiscal o advertencia en la lucha contra el dinero negro).




Para ello tiraron de un poco de magia, también. La concentración bajó por la Vía Layetana hasta conectar con el Sendero del Carro (7) que lleva el nombre del esclavista traficante de humanos y filántropo marqués de Comillas, Antonio López y López. La marcha tuvo el lema “PROU! RECUPEREM EL SENY” (Basta. Recuperemos el raciocinio). El del Carro es un sendero que va desde el sephirot GUEBURAH (rigor, justicia) al BINAH (raciocinio/ seny, en catalán). Simboliza la responsabilidad del adulto. La búsqueda de un objetivo futuro. El tiempo que aparece al recorrer un camino.
“el tiempo es oro”. El adulto (el Imperio) conoce los límites del tiempo, el niño (la nueva república), no.


Parece que también son conocidos los simbolismos y lugares de invocación por la otra parte, para tratar de enfervorizar a las masas contrarias a la idea independentista del pueblo elegido. Y la ubicación escogida para acabar la marcha pro-Imperio no creo que fuese casual. La colocación del escenario-púlpito desde donde soltaron las proclamas y arengas para intentar para la “locura” fue situada a la altura de la fachada de la Estación de Francia.



Esta construcción fue proyectada por el arquitecto Pedro Muguruza entre 1924-1928. El también responsable del “simbólico” Valle de los Caídos, no acabándolo a causa de su muerte prematura.









Tres puertas gigantes de arcos de medio punto muy similares al fórum de la ciudad romana Leptis Magna, en tierras libias, caracterizan a la fachada de la estación, que hacen de entrada al gran vestíbulo señorial de tres cúpulas luminosas. En su remodelación, en 1992, con motivo de los juegos olímpicos de la ciudad, se reinauguró la estación con algunos “mágicos añadidos” a cargo de un conocido arquitecto-artista, al que hemos conocido un poco en esta investigación, A. Roselló.




Dotó de una gran iluminación diurna a las cúpulas y unas curiosas lámparas con luz invertida reflejadas en estas por la noche. Eran 3 anillos metálicos de 6 metros de diámetro y a una altura de 13. Sí. Le quedó otro 6 6 6 esta vez a 13 metros de altura y separadas entre ellas a 22 metros (Otra triada luciferina del autor de las torres del OBELISCO-SOMBRA). Desde el centro de cada una de estas cúpulas cuelgan unas esferas metálicas a una altura aproximada de 6 metros.



En cada esfera de cromo se reflejan las figuras de una estrella de 8 puntas, encerradas en sendos octógonos. El efecto es el de unos OJOS que bien podrían pertenecer a un demonio. Alusión a la octava superior, concepto manejado en astrología, música. También en alquimia, donde se pretende transmutar una cosa en algo más elevada, pero sin que esta deje de ser lo que ya es por naturaleza. Un punto de inflexión, una apertura a algo nuevo. Algo como aquella fecha y hora del traumatizador atropello masivo.


Los discursos en favor de la Constitución Española (sí, esa que establece que todos somos iguales ante la ley, pero que designa como Jefe del Estado al hijo del anterior por el “meritocrático” hecho de serlo) promulgadas, principalmente por el escritor de ideas liberales, Vargas Llosa, y Josep Borrel, expresidente del Parlamento Europeo, exministro del gobierno español, y un montón de excargos que lo convierten en una figura muy influyente, y quien sabe como de próxima, al club de los mandiles. Todo ante la “mirada demoníaca” situada en el vestíbulo de la estación junto al escenario. 





Nos fijaremos en este último personaje, que señaló brazo en alto a la bandera europea y dijo: “Esta es nuestra ESTELADA a seguir”. Y parafraseando el discurso de uno de los padres de la Unión Europea, Robert Schuman, ministro francés de exteriores en 1950: “Las fronteras son las cicatrices que la historia ha dejado grabadas en la piel de la tierra. ¡Grabadas a sangre y fuego! No levantemos más porque bastante dolor hemos tenido que soportar para construirlas.
  


Para este político catalán, y directivo de empresas públicas, como no, no le eran desconocidos “los tres ojos de Francia”. Ya los pudo contemplar como autoridad el día de su inauguración, junto al entonces alcalde Maragall. Unos meses después de ese discurso fue proclamado ministro de exteriores, igual que su colega Schuman.





Estos tres ojos de “endemoniados” de Francia hacen una alineación perfecta con la estatua de Colón y la escultura de “El Desconsuelo”, de Josep Llimona, frente al Parlamento de Cataluña.




El monumento a Colón (1888), en la Plaza del “Portal de la Paz”, tiene en su base 8 estatuas de leones que le rodean, en actitud de alerta todas, mostrándose sentadas las cuatro que miran al mar y a la montaña, y de pie las otras cuatro alineadas a los ojos de 8 puntas, ya mencionados, y al Desconsuelo, junto al Parlament. 

  


Esta talla de mármol, situada en un estanque ovalado, en forma de vesica piscis, y cuyos jardines circundantes producen una visión aérea de OJO DE DIOS



La visión en tierra proporciona una imagen invertida de la estatua y del edificio del Parlament reflejados en las aguas calmadas del estanque. Sus medidas también son “invertidas”: 67 centímetros de ancho, 76 cm largo y 67 de alto. ( 6+7= 13, 7+6= 13, 6+7= 13 ). Triple de 13 para una figura que refleja los sentimientos de pesimismo y dolor. La línea entre esta figura dolorosa y los tres ojos, acaricia la estatua ecuestre del general Prim, que como vimos anteriormente marca el sephirot del rigor y la justicia, el GUEBURAH.






Se da la curiosidad que desde hace un tiempo la estación y el vestíbulo están llenos de "búhos artificiales", pequeños Moloch, para espantar a las incívicas palomas... sin resultado aparente.


Una línea regia que une los símbolos del Imperio, Colón, que haría de estela; pasando por los tres ojos “iniciáticos” ejerciendo de laberinto, seleccionando a los que dan el salto de fe; para llegar al OJO-ESTANQUE que proyectaría la cripta, invirtiendo la imagen del Parlamento del pueblo elegido, sólo para iniciados.




Esta línea de emplazamientos era el antiguo centro neurálgico de la ciudad anterior al derrumbamiento de la muralla, símbolo del “Estado opresor”.




Y en medio de ese calentito mes de octubre, dos cazas del ejército español "accidentados" con sendos pilotos fallecidos. Suspicaces advertencias veladas de un “enemigo invisible” superior al que nadie nombra, pero que parece avivar el fuego del conflicto marcando los tiempos. El primer avión cayó el día de la Hispanidad, tras desfile conmemorativo de esta, y el otro el día después de meter en prisión a “los Jordis”.






El 27 de octubre se produce la “batalla simbólica” por la declaración unilateral de independencia (la D.U.I.). Una declaración de símbolos y magia, desconcertantes para la población provocando cambios de energía a través de sus sentimientos. Declaraciones institucionales confusas, de uno y otro bando. Se convocaron a las masas para ese día junto al Parlament de Cataluña.




Y aquí, el mago, se vistió para la ocasión. Traje y corbata negra con camisa blanca. Su figura está asociada popularmente a un mago de la literatura y cine juvenil, Harry Potter. Ese día se sacó un conejo de la chistera en el momento cumbre del “pronunciamiento”.  





Miles de personas, esteladas en mano, y con pancartas en apoyo de “los Jordis”, máximos representantes de la A.N.C. y Omnium, que días antes fueron encerrados en la cárcel preventivamente por incitación a la rebelión y obstrucción a la justicia. Todas citadas en la avenida Lluís Companys, president de la Generalitat ejecutado por el 'Imperio' en 1941. Tras la figura ecuestre del general Prim, sephirot GUEBURAH, y cargando de energía el Sendero de la Justicia (8). La emanación sobre el ‘discernimiento’, el análisis previo a colocar en su lugar adecuado a los elementos. También la de la coherencia individual frente a los estereotipos y normas colectivas.





El sendero octavo, del árbol de la cábala, en su máximo punto de exaltación de masas, vibrando, ante el discurso de proclamación de la ansiada libertad de “el pueblo elegido”. La ley de la octava, cuando se completa la escala de las siete tonos, se vuelve a la primera nota, pero con una octava distinta, que marcaría el siguiente intervalo (tiempo distinto).





…Y justo en el momento de máxima vibración de ese gentío enfervorizado, tras la declaración de la República Catalana (conocida como la de los 8  segundos), el mago “Puigpotter”, la hace desaparecer, junto con las ilusiones creadas a ese “ganado energético”, bien colocadito en la senda de la Justicia. La alegría duró exactamente 44 segundos. Al grito coral de IN-INDE-INDEPENDENCIA”(que a mí me recuerda a los primeros cuatro movimientos de la “Pequeña Serenata Nocturna” de Mozart), del “Cataluña se convierte en un Estado independiente en forma de república” a “proponemos que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia”. El SÍ, pero NO…

Eso ocurre un viernes por la tarde. El lunes son citados a declarar los miembros del gobierno catalán y el mago Puigpotter, pone pies en polvorosa y huye al corazón de Europa, Bruselas, con parte de los consellers. La otra cara visible del gobierno catalán, Junqueras, es encarcelado sin fianza junto a varios miembros de ese gobierno, acompañando a los dos dirigentes de esas asociaciones nacionalistas, sin ánimo de lucro, que alentaron y aceleraron el “procés”.




A partir de esta fecha se instaura el artículo 155 de la Constitución (1+5+5=11) que destituye al gobierno catalán temporalmente e impone la gestión directa del ‘Imperio’. El simbolismo de los nuevos cristianos, perseguidos por este, pasa a encabezar lo el LAZO AMARILLO. Una suerte de cruz de ANKH, simbolizando la “ llave de la vida” o “renacimiento”. Este de convertirá en seña y bandera sacralizado a modo de cruz cristiana. A través del lazo se “rogará” el regreso a casa de los ‘presos políticos', Junqueras a la cabeza, y los ausentes, con Puigdemont como “mesías-exiliado”.




Vuelve a producirse una inversión de la historia bíblica. El profeta-mesías (president) es el que huye de la justicia del Imperio Romano (español) y sus discípulos son hechos prisioneros, en vez de promulgar las enseñanzas del maestro por los territorios 'romanos'. Fijando su residencia en lo que fue la "tumba" a nivel político-hegemónico de Napoleón, el "mesías" en el exilio, quizá quiera invertir su destino gracias a "un tipo de magia".



Se produce durante todo el año una “guerra simbólica” del lazo-fiebre-amarillo, con pequeños incidentes que suben y bajan la temperatura de febrícula a fiebre alta, manteniendo el conflicto vivo y tensionado.

Nuevo President



Dos sucesos ‘mágicamente’ coincidentes se produjeron en un lapso de quince días, que variaron un poco la imagen del conflicto político (un poco menos tensa, tan poco nos volvamos locos). El gobierno del Imperio levantó el control del 155 y se nombró nuevo president (con lacito amarillo en chaqueta), el número 131, justo el día que hacía 9 meses del vehículo-ariete de las Ramblas de Barcelona. A la masónica hora de las 11:33 juró el cargo, en la sala de una vírgen negra, un exdirigente de Omnium Cultural y el número 11 de la candidatura por Barcelona de 'Junts x Cat' . Una marioneta del mesías-exiliado. Un tal Torra.
La otra tuvo lugar el 1 de junio en el Congreso de los Diputados del ‘Imperio’. Contra todo pronóstico se impuso una moción de censura que relegó a un tal M. Rajoy al sueño de los justos, y tras una frenética votación, se aprobó el nuevo presidente socialista a las 11:33 horas. Un tal Sánchez, que estuvo invitado en el Club Bildelberg. El caprichoso destino de la política, debe ser.

Para ir acabando está exposición de sendas rituales y aparentes invocaciones a demonios y entidades nada recomendables, exponer las últimas batallas de esta “guerra de símbolos”




La diada de 2018 volvió de nuevo al árbol de la cábala barcelonés. Y también la historia bíblica de “el pueblo elegido”. Recalcar la idea de epopeya en el 'procès'. La subida a la cima del monte (directas al cim) de la independencia mostrando los sacrificios pasados, a modo de “fechas de guardar”, serigrafiados en los carteles y camisetas del evento. Construir la memoria colectiva realizando un sincretismo entre el presente y la mitología religiosa, bien camufladito por esa de casta de levitas, que a ojos profanos se advierten hombres de paz dialogantes admirados intelectualmente y con pocas fisuras entre el pueblo que les sigue.



Relacionar inconscientemente la mítica montaña catalana del Pedraforca con el bíblico monte Sinaí , “llegar” a la cumbre donde el poder divino ofrece los CONOCIMIENTOS para ser liberados (siempre y cuando sigas adorando sin rechistar al destinatario supremo y haciendo gala de la compra de sus productos de merchandising, que no sólo de pan se alimenta el becerro de oro). 



Bajo el lema “FEM LA REPÚBLICA CATALANA” (hagamos la República Catalana) convocaron las asociaciones independentistas el último gran ritual hasta la fecha. “LA GRAN ONADA SONORA” (la gran ola sonora). Una recreación del episodio bíblico de la batalla de Jericó. Sí, sí, el de las "Trompetas de Jericó" derribando las murallas.



El ónfalos del obelisco-sombra, observará todo desde los 6 kilómetros el de se desarrolla, Avenida Diagonal arriba; es decir, el Sendero del Emperador (4). El que une al sephirot Tiferet, que representa al hijo, con el del Jokmah, que simboliza al padre. La dirección de “la Gran Ola” se hará desde el sentido del hijo al padre. Una muestra de autoridad y firmeza ante la figura paterna.





Y ese final del evento era una recreación de un muro (o muralla) junto a los Jardines del Palacio de Pedralbes. Residencia que fue cedida a la familia real española por la ¿catalanista? familia Güell durante sus estancias en Barcelona. Unos años antes, Alfonso XIII, el disoluto le otorgó a Eusebi Güell el título de Conde, por aquello de la “transversalidad” de las élites, será. Paco, el Rana (alias "el Generalísimo"), también disfrutó de la hospitalidad del Palacio Real barcelonés en sus visitas a la ciudad condal.





Aquí el fervoroso amarillo transmutó al color coral, que simboliza armonía, empatía, felicidad,... Según fuentes oficiales inspirado en las bridas que cerraban las sacrosantas "urnas-cubo" del referéndum ilegal del 1-O. Vendría a ser como si se hiciera un escudo conmemorativo con los tacos que sustentan el arca de la alianza o del pacto. En fin, tiene más verosimilitud que alguna cabeza pensante se fijara en la tercera equipación, del tantas veces  politizado, Fútbol Club Barcelona para la presente campaña, que... ¡oh, cielos! Tiene una tonalidad muy parecida y la Avenida Diagonal serigrafiada en la camiseta. El destino fue.

Se construyen dos “altares” al uso en cada extremo del ritual, actuando de criptas que encarnan el arca en materia, dándole valor místico al resultado de la pseudo-consulta y otorgándole una validez indiscutible por parte de los voceros de los levitas. Son al pie de estos escenarios-criptas donde se sitúan los sacerdotes, representados por “grallers”; músicos de las grallas, instrumentos de viento-madera de forma tronco-cónica perteneciente al folklore catalán. Su misión comenzaba a las 17:11 horas. Vestidos para la ocasión de blanco y negro (como no), serán los encargados de emular los potentes sonidos de los shofars (instrumentos hebreos realizados con cuernos de carnero) que sonaron alrededor de los muros de Jericó.


El "Toc de matinades" (toque de madrugada) dará paso al silencio de las masas previo a la Gran Ola Sonora. El silencio que atesoran los magos negros emulando a Isis, convirtiendo a una débil niño Harpócrates en el gran guerrero Horus, que venga la muerte de su padre venciendo a Seth.


Se dividió en 38 tramos (3+8=11), del 37, cercano al ónfalos de la Torre AGBAR, al 0, el del muro a pie de Palacio Real. En cada uno de los tramos estaban preparados los voluntarios que darían la señal coordinada levantando los banderines triangulares color coral. La última transformación de la estela piramidal amarilla. Tomó cuerpo en cientos de estelas coral para dar impulso a cientos de miles de almas descargando energía y emociones, la idea evocada: el derribo del muro imperial con la estela insertada en la cima del Monte Sinaí-Pedraforca, que contiene la memoria del periplo del éxodo-procés dibujada por los levitas de "el pueblo elegido".





La señal también tuvo su ritual. 11 "demonios" vestidos de negro y rojo subieron al altar próximo al ónfalos, la mayoría menores de edad. Resaltar que los grupos de "diables" o "dimonis" son tradicionales en las fiestas populares de tradición catalana. Con el amaestro de ceremonias pidiendo silencio religioso al "ejército sonoro", el demonio central, adulto, izó en alto los cohetes con los brazos en forma de "V". Llevaron las antorchas de fuego los otros dos mayores situados a ambos lados del "demonio-portador" de la señal.




El cohete dio paso a la explosión sonora y al seguir del levantamiento de los banderines-estela. El efecto visual no fue el deseado, es muy difícil coordinar a cientos de miles de personas, pero no cabe duda que la intencionalidad simbólica la consiguieron.


Al final del trayecto sonoro, otro maestro de ceremonias, subido en lo alto del muro, ofreció el resto del ritual. Señaló una parte de la muralla pintada con una carta del rey de espadas bocabajo, y en vez del 12 correspondiente a las de la baraja española, ahí figuraba el "3-O" en alusión a  la gran huelga y movilizaciones que tuvieron lugar el 3 de octubre, tras la votación ilegal y el discurso pronunciado por el Jefe del Estado- 'Imperio' ese mismo día. Muy cerca del muro opresor alguien portaba una carta gigante del rey de la baraja con una esfera en la mano alzada y con una franja roja diagonal pintada a modo de prohibición. Recuerda la figura a las representaciones del Sendero del Emperador.
La franja roja se ha venido utilizando por los sacerdotes levíticos para crear un trauma en las mentes de sus seguidores. Produciendo un mensaje de reacción ante el mensaje visual, dando al lema mostrado tachado una sensación de haber sido usurpado por aquel contra el que se lucha. Esa especie de rasguño bien podría interpretarse como un símbolo de rabia, como una herida sangrante de la que hay que recuperarse, resurgir, como si fuera un río de sangre del que volver a nacer como personas libres. La lanza de Sant Jordi, de la mitología catalana y de tantos otros pueblos, atravesando al dragón opresor del 'Imperio' para conseguir la libertad.



Y el Emperador cayó, simbólicamente, empujado por los "soldados" a pie de muro, justo en línea con la entrada del Palacio Real. Así como dos pedazos de muralla más; uno sobre un posible pacto de "el pueblo elegido" con sus actuales gobernantes y el otro sobre el artículo 155.


El maestro de ceremonias, antes de dar paso a los festejos posteriores, recordó a los presentes que ahora ellos tendrían que seguir "empujando" para derribar el resto del muro. No bastaba con los gritos de "independencia".   

















Existe un vínculo simbólico interesante entre el Palau Reial de Pedralbes y el Parlament de Cataluña. Dos estatuas, dos ojos, dos mensajes.  La estatua “Mediterrània”, de Eulàlia Fàbregas de Sentmenat (1962), plantada en un estanque ovalado que bebe de una fuente en cascada. Alineada con la entrada y el muro-opresor, alzado para la ocasión, y el centro del estanque superior frente al Palacio Real. Desnudo femenino, al igual que “el Desconsuelo” (1903), frente al estanque del Parlament.






Su posición, sentada sobre una pierna y con los brazos entrelazados sobre la cabeza, transmite una extraña sensualidad. Un despertar, quizá. Siguiendo a su espalda, tras las fuentes, el camino nos lleva a ese otro estanque a ras de suelo que refleja la fachada de la antigua estancia real. Palacio representante del ‘Imperio’ y Parlament de “el pueblo elegido”, ambos con un espejo colocado delante. Curioso, ornamental, elucubración coincidente, de nuevo.

Si nos fijamos en la vista aérea del Parque de Pedralbes puede recordar a la anatomía interior de un ojo humano. El iris y la pupila representados por el estanque de la figura desnuda, la fuente haciendo de cristalino justo detrás, las venas retinianas dibujadas en los caminos que envuelven al parque hasta llegar al órgano vital, el cerebro-estanque, que “invierte” la imagen del palacio sólo para aquellos iniciados que hayan sido enseñados a ver (o para algunos que con un poco de paciencia y un pelín de incredulidad relacionamos imágenes fuera del contexto del cuento oficial).



Atendiendo a la inversión de imágenes, números, símbolos e historias mitológicas que utilizan estos manipuladores de población (justo igual como profesan las sectas satánicas y luciferinas, coincidencias), aventurémonos en predecir el color de la futura transmutación de la estela a seguir para la nueva danza ritual que propongan.


Si la estela de la pasada ceremonia era de color coral, tocaría, quién sabe, el inverso de ese color: el azul turquesa, por ejemplo. Color relacionado con la serenidad, la paciencia, y... el mar. Puede que por ahí vayan los tiros. Todo dependerá del arreglo al que hayan llegado sobre el juicio a los responsables de forzar el "procés".


Y si ambas partes siguen el camino de la misma estela, enarbolan la misma bandera común, podemos tener claro de que  estaca podrida habría que tirar para caminar libres y sin ataduras.

Todo lo expuesto parece llevar a un doble-mensaje o doble-visión. Como el ejemplo del "doble-obelisco". Lo que parece una anomalía casual, ordenada, a simple vista, esconde una sombra largada, encriptada (al menos desde la "visión elucubradora de un loco"), que marca y atraviesa por la mitad el árbol sefirótico expuesto por los autores del ensayo mencionado anteriormente. Ahí sólo se expone, literalmente, que:
 "Probablemente el mensaje de Cerdà fue conocido por discípulos y seguidores, y miembros de la masonería. Lo cierto es que, sea por CASUALIDAD o por decisión explícita de los masones que sucedieron a Cerdà, muchos de los PUNTOS Y LÍNEAS DEFINIDOS por Cerdà, recibieron un tratamiento singular. Nombres de calles, plazas, lugares y monumentos de Barcelona se pueden leer todavía en CLAVE MASÓNICA."

No parece descabellado pensar que, "probablemente", esos sacerdotes levitas sean los encargados de mover a las masas, "EN CLAVE MASÓNICA", por esos "PUNTOS Y LÍNEAS DEFINIDOS" a lo largo del árbol sefirótico creado por Cerdà para, según sus creencias; RITUALIZAR sus objetivos. Reconocen implícitamente que tienen conocimiento que hay unas sociedades secretas, discretas, o como quieran vestir al muñeco, que toman decisiones que afectan a nuestra vida cotidiana por el "democrático" hecho de pertenecer a ciertas logias. ¿Quiénes son los locos?




Unos "ojos" que pretenden controlar las voluntades de la población. Dividir y manipular sus acciones. Que ofrezcan su CONSENTIMIENTO a aquellos que apoyan su ideología previamente inculcada para tomar decisiones por ellos. RITUALIZAR esos enfrentamientos; ya sea con fechas, símbolos, construcciones y, como hemos visto en esta pequeña investigación, lugares y caminos concretos.

Estos "personajes" que mueven los hilos de nuestros gobernantes demuestran creer en esta locura "religiosa-cabalística". Siempre lo negarán, aunque sea cierto. Nos esclavizan mentalmente, pero son nuestros filántropos culturales, ofreciéndonos el conocimiento que les interesa. Su "arte". Su "luz", llena de sombras para cualquiera de nosotros. Su ganado, dividido y enfrentado para garantizar su continuidad  en lo alto de la pirámide.

El nuevo traje del Emperador.
(¡El rey va desnudo!)
Algunos tenemos la opinión de que anticipándose o poniendo al descubierto sus planes oscuros, les perjudica o retrasa sus objetivos finales. ¡Bajemos sus pantalones y subamos sus mandiles! El "enemigo invisible" quedará al desnudo y tratará de tapar sus vergüenzas delante de todos. Llegará un día en el que no tendrán donde ocultarse.

Evitemos ser "agradecidos y obedientes borricos", como proclamaba un pretendido escriba de Dios, llevado a la santidad por obra y gracia de los talonarios. Evitemos camina r en direcciones que nos marcan mediante engaños espirituales y materiales que benefician a unos pocos. Evitemos ir ciegamente "POR LAS SENDAS DE LA FE" (recopilación de textos de la predicación del mencionado escriba de Dios), su fe. Y por último, evitemos darle valor a esa magia a la que nos quieren llevar  "POR LA SENDA DE LOS RITUALES"

"Si estiramos todos de ella (la estaca opresora) caerá,
Y mucho tiempo no puede durar,
seguro que cae, cae, cae,
que bien podrida debe estar ya.
Si yo la estiro fuerte por aquí, 
y tú la estiras fuerte por allá,
seguro que cae, cae, cae,
y nos podremos LIBERAR"
                                                     *(No nos fijemos en la ideología o creencia del mensajero,                                                              veamos el contenido del MENSAJE, puede que nos vaya mejor)




Referencias:

- "La Barcelona de Cerdà. La cábala y la construcción del ensanche". F.X. Hernández Cardona, Mar Hernández P. Edit. Angle editorial. 2015
- El País: "La ciudad y sus límites" Xavier Moret. 5-7-1999
- " Teoría general de la urbanización, y aplicación de sus principios y doctrinas a la reforma del ensanche de Barcelona" . Ildefonso Cerdà. 1859
-La modernidad de Cerdà. Más allá del "Ensanche". Javier Muñoz A.  Fundación Esteyce
- Cerdà. Las cinco bases de la teoría general de la urbanización. Arturo Soria y Puig. 1996
- Los senderos de la sabiduría de la cábala. Amparo Alba. Universidad Complutense de Madrid. Conferencia Fundación Marcha. 24-4-2018
- La epidemia de fiebre amarilla que asoló Barcelona en 1821. María Dolores Gaspar G. Departamento de Farmacia de la Universidad de Barcelona. 1992
- Cábala Mística. Anónimo
- Autoridad e imagen de la epidemia de la fiebre amarilla en la Barcelona del siglo XX
- EL ZOHAR Y MOISÉS DE GUADALAJARA.(Excelencia de la cábala mediaval. Emilio Cuenca R. Y Margarita del OLMO R.
- "El urinario maldito de la Rambla de Barcelona". Jordi Corominas. El Confidencial. 4-8-2018
- Els 20 anys del Centre Abraham Dels Jocs Olímpics de  Barcelona de 1992. Les 7 paraules blog.
- Estación de Francia: Historia y Arquitectura. Héctor Gascó. UPC
- ABC . Martes 5-9-1905. La dinamita en Barcelona.
-n°13 2C Construcción de la Ciudad. Mayo 1979
         * "El ritual de los vestigios". Antonio Armesto y Carlos Martí
         * "Puertas al Río"
         * "Rostra" . Antoni Rosselló
Atentado de Barcelona. Un punto de inflexión del NWO. Blog Un técnico preocupado
Introducción a las Líneas Ley por Un técnico preocupado.